Los Cabos, BCS. El Grupo de Negocios de los 20 (B-20) informó que en la próxima Cumbre del Grupo de los 20 (G-20), a celebrarse en Rusia en el 2013, presentará propuestas por primera vez a partir de la medición de los resultados que logre cada país en lo individual en relación con sus recomendaciones del 2012.

A partir de noviembre del año en curso, cada país deberá tener un tablero de control que permita medir los avances de las acciones específicas que fueron propuestas por el B-20.

Como líderes de negocios, entendemos que si no es posible medir el éxito o fracaso, no es posible manejar éstos adecuadamente , dijo Alejandro Ramírez, presidente del B-20 y director general de Cinépolis.

Una de sus propuestas, por ejemplo, consiste en que todos los gobiernos del G-20 deben comprometerse en Los Cabos a realizar evaluaciones independientes de sus sistemas de contratación pública a través de los análisis de integridad de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y otros mecanismos, y publicar los resultados en el 2013.

El cumplimiento de las recomendaciones será evaluado con una metodología que toma como base la desarrollada por la Universidad de Toronto, pero introduce un sistema de semáforo (rojo, amarillo y verde) para facilitar la medición de los avances.

En otra arista, América Móvil se comprometió a trabajar en conjunto con la Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU, por su sigla en inglés) y otras organizaciones multilaterales, para establecer y analizar los indicadores que deben rastrearse y la metodología para medirlos.

Una recomendación más vinculada al país sede es que en la Cumbre de Los Cabos se debe elegir un país piloto, de preferencia México, para implementar un programa guía de transparencia y anticorrupción.

Pablo González, director general de Kimberly-Clark de México, y copresidente del Grupo Seguimiento e Impacto del B-20, dijo que el tablero de control tiene el propósito de ser un incentivo o, en su caso, aclarar los rezagos para determinar nuevas acciones para apuntalar el proceso.

TEMAS DEL B-20

Los ocho temas en que trabaja el B-20 son crecimiento verde, Tecnologías de la Información, seguridad alimentaria, innovación y comercio, empleo, anticorrupción, financiamiento para el crecimiento y el empleo, e impacto y seguimiento.

El G-20 está formado por la Unión Europea y 19 naciones que representan cerca de 90% del Producto Interno Bruto mundial, mientras que al B-20 lo conforman empresarios de ese bloque.

rmorales@eleconomista.com.mx