El incremento de 50 puntos base, que llevó a la tasa de fondeo interbancario a 6.25% al iniciar febrero, fue una decisión unánime de la Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico), confirman las Minutas correspondientes a la primera Reunión monetaria del año.

Ahí mismo, consignan que una tercera parte de la inflación registrada en enero, que fue de 4.72%, es explicada por el aumento de los precios de las gasolinas .

Entre diciembre del 2016 y enero del 2017, la inflación general anual aumentó de 3.36 a 4.72 por ciento. Cabe destacar que, de esta última cifra, 1.35 puntos porcentuales se explican directamente por el aumento de los precios de las gasolinas , se refirió.

Además, quedó el testimonio de que los miembros de la Junta de Gobierno esperan que los choques generados por la liberalización del precio de energéticos se irán desvaneciendo al tiempo que vayan surtiendo efecto las medidas de política monetaria implementadas de manera preventiva durante el 2016.

Así como las que previsiblemente tomará el banco durante el presente año , y prevén que para fines del 2017 y en el 2018, tanto la inflación general como la subyacente, retomarán una tendencia convergente al objetivo.

El objetivo permanente del Banco de México es de una inflación de 3% con un margen de variabilidad de +/-1 por ciento.

Analistas de Goldman Sachs y GFBanorte advierten que el hecho de que haya sido una decisión unánime, evidencia que las autoridades harán lo que esté en sus manos para contener la inflación que está surgiendo.

Depreciación evidente ?en mercancías

En la Minuta destacan que un solo miembro expuso que la persistente tendencia al alza de la inflación subyacente está asociada al efecto de la depreciación cambiaria sobre el subíndice de precios de las mercancías y en mayor medida sobre el de los servicios.

Uno de ellos, documenta la relatoría, especificó que en la actualidad alrededor de 50% de la canasta del INPC registra aumentos superiores a 4 por ciento.

En cuanto a las expectativas extraídas de instrumentos de mercado, la mayoría enfatizó el incremento en el diferencial entre las tasas de interés nominal y real de valores gubernamentales.

Asimismo, destacaron el aumento en la prima por riesgo inflacionario, indicando una ampliación de la compensación por la inflación.

Uno de ellos aclaró que este incremento en el diferencial sugiere una mayor preocupación de los participantes en los mercados con respecto a la trayectoria de la inflación en el largo plazo.

En el diagnóstico de la situación económica, refieren que es previsible que se presente un menor dinamismo al anticipado en la actividad económica , derivado de la intención de la nueva administración en Estados Unidos, de implementar medidas que podrían obstaculizar su relación con México.

En este entorno, la Junta sostuvo que el balance de riesgos para el crecimiento siguió deteriorándose , situación que limitaría las presiones inflacionarias de la demanda agregada.

Todos los integrantes destacaron la pretensión de la nueva administración de EU de adoptar una ambiciosa expansión fiscal, sobre todo mediante incrementos en el gasto e infraestructura y a través de reformas a la política tributaria , estableció.

Evidencian que un miembro de la Junta expresó que a pesar de que muchos de estos aspectos podrían ser negativos para el crecimiento económico de EU, el consenso del mercado percibe que las medidas serían altamente expansionistas .

La mayoría coincidió en que un cambio hacia una política proteccionista representaría un viraje significativo en las reglas que han moldeado la integración comercial y los flujos de inversión en los últimos años , cambio que afectaría en particular a las cadenas de producción globales, por lo que uno de ellos acotó que esto podría tener implicaciones mundiales.

Expansión fiscal impactará

Uno de los cinco miembros, recuenta la minuta, puntualizó que es muy probable que un entorno proteccionista debilite la coordinación de políticas a nivel global .

Con ello, se requerirían mayores ajustes a nivel de cada país ante la presencia de choques. Otro miembro opinó que ante estas posibles implicaciones globales está el impacto también mundial que tendrá la normalización de la política monetaria en Estados Unidos, la situación económica en China que sigue afectada por importantes salidas de capitales y el proceso de salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Desde la crisis del 2008, la coordinación de políticas internacionales ha sido evidente en el tema de política monetaria con los suministros coordinados de programas monetarios expansivos, tasas de interés a mínimos históricos y hasta líneas swap de divisas de alta operación global entre bancos.