En México hay suficientes recursos tanto nacionales como internacionales para cumplir con el Acuerdo Nacional de Inversión en Infraestructura del sector privado y con los que vengan a futuro, aseguró el presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Luis Niño de Rivera.

En la presentación del acuerdo en Palacio Nacional, el banquero destacó que hoy la banca ya tiene invertidos 684,000 millones de pesos en materia de infraestructura, pero además cuenta con 600,000 millones de pesos de liquidez para ello, que es la diferencia entre los 5.3 billones de pesos que tienen de captación y los 5.9 billones de préstamos.

Adicionalmente, detalló, hay 218,000 millones de pesos que tienen invertidos las afores, los CKD y los fibras, además de la banca internacional. “Eso nos da hoy un total de 800,000 millones de pesos que hay invertidos en infraestructura”. 

De acuerdo con lo dado a conocer este martes ante el presidente Andrés Manuel López Obrador, un primer paquete de infraestructura contempla 147 proyectos a desarrollarse en los próximos cinco años, por un monto total de 859,000 millones de pesos, dinero exclusivamente del sector privado.

En este sentido, Luis Niño de Rivera explicó que la banca tiene ya 600,000 millones de pesos disponibles para invertir en infraestructura. 

Pero además, indicó, las afores tienen 3.9 billones de pesos captados y sólo invierten el día de hoy 4% de ese monto en infraestructura, por lo que si se aumenta en 1% cada año, se tendrían otros 39,000 millones anualmente para invertir.

De igual forma, puntualizó que los fondos de inversión privados en México, que tienen 2.6 billones de pesos, serían otros 26,000 millones de pesos anuales.

“Los recursos adicionales que hay en la banca y fondos internacionales, que han manifestado con toda claridad su interés de venir a invertir a México, nos permiten asegurar no sólo el financiamiento de estos 859,000 millones en los próximos cinco años, sino todos los paquetes de inversión adicionales en infraestructura que tiene la iniciativa privada, y también seguir apoyando las inversiones que hará el sector público en los temas de infraestructura”, puntualizó.

Los 100,000 mdp de Santander

Apenas un día antes de darse a conocer el PNI, la presidenta global de Santander, Ana Botín, anunció que este banco tiene disponibles 100,000 millones de pesos para financiar proyectos de infraestructura en el país.

“Santander es el banco número uno a nivel mundial en financiación de infraestructuras, y queremos apoyar el programa que se estará anunciando por parte del presidente y de empresarios mexicanos; nos hemos comprometido también a apoyar con hasta 100,000 millones de pesos en proyectos de infraestructura aquí en México”, dijo el lunes.

Agregó que una parte importante de infraestructura es el sector energético, pero también otros rubros, y en todos Santander tiene la intención de participar. 

“Lo que estamos esperando es ver cuáles son los proyectos, nos faltan algunas variables, una parte se anunciará (este martes); por lo tanto, tenemos confianza en poder dar esta cifra”.

Banorte se suma

En un tuit, el presidente de Banorte, Carlos Hank González, expresó que este banco mexicano se suma al acuerdo nacional de inversión en infraestructura anunciado este martes. “El compromiso con el desarrollo de México es de todos”, señaló el banquero en la red social.

Banorte es uno de los bancos más especializados en financiamiento de infraestructura, más desde que adquirió Interacciones el año pasado. Este último banco se especializaba en atender proyectos de obra en estados y municipios, con lo que ahora la cartera de Banorte en este rubro creció de forma importante.

Reactivará actividad económica y reducirá incertidumbre

En un análisis del mismo Banorte, este banco consideró que el plan presentado (en su primera etapa) constituye un buen esfuerzo del gobierno federal para reactivar la actividad económica, y podría ayudar a reducir los altos niveles de incertidumbre que han impactado en el crecimiento del Producto Interno Bruto.

Destacó que el hecho de que el acuerdo cuente con la posibilidad de añadir nuevos proyectos, además de mecanismos para el seguimiento y avance de éstos, también ayudará en términos de aumentar la coordinación entre los sectores público y privado y acelerar el gasto. “Por último y no menos importante, estaremos atentos a la publicación del Plan Nacional de Infraestructura que, de acuerdo con fuentes oficiales, será anunciado en enero del 2020”, señala el documento.

[email protected]