El desarrollo de viviendas de interés social se ha quedado rezagada ante la falta de esquemas de financiamiento, aseguró Verónica Lozano, directora de Planeación y Relación con Inversionistas de la desarrolladora de vivienda Casas Javer.

Tenemos que enfrentar el tema de la vivienda económica porque no hay tanta oferta porque, a la vez, no hay actualmente un crédito que les alcance a las personas para comprar una vivienda”, subrayó.

Durante su participación en el Foro Sectorial BIVA-Vivienda, Lozano recalcó que este mercado podría crecer a un ritmo sostenido si se implementaran mecanismos para apoyar el desarrollo de vivienda económica.

No obstante, en segmentos medios y residenciales, aseguró, la demanda de vivienda es favorable, la cual ha sido impulsada por los esquemas de crédito que ofrecen las instituciones hipotecarias en México pertenecientes al Estado.

Infonavit ha lanzado programas que van a ser de un beneficio para el futuro. En noviembre lanzó un programa para apoyar a las personas que cotizaron hace mucho tiempo, pero ya no son activos, entonces tienen el ahorro en la subcuenta pero no tienen acceso a un crédito”, recordó Verónica Lozano.

Incluso dijo que se estima que hay más de un millón de derechohabientes que tienen en promedio un ahorro de 120,000 pesos en su subcuenta de vivienda y de donde se podría generar en una demanda sustancial para los desarrolladores inmobiliarios.

En su intervención, Alonso Pedrero, responsable de Nuevos Proyectos de Financiamiento y Sostenibilidad en Inmobiliaria Vinte, coincidió en ese aspecto y destacó que con el esquema “Unamos Crédito”, de Infonavit, se ha apoyado a la colocación de viviendas en el país.

Infonavit tiene 4,000 millones de dólares en caja que necesita poder hacer un ‘deployment’ de ese capital para poder ayudar al sector de interés social e interés medio”, aseguró Pedrero.