Seúl. La danesa Caroline Wozniacki, undécima jugadora mundial y primera cabeza de serie, arrolló a la estonia Kaia Kanepi (6-1, 6-0), decimosexta de la lista WTA y tercera favorita, en la final del torneo WTA de Seúl.

La exnúmero uno del mundo, de 22 años, se cobró así una brillante revancha sobre la estonia, con la que había caído en los dieciseisavos de final de Roland Garros este año. Con este triunfo cómodo, Wozniacki consigue el primer título de la temporada y el 19 de su carrera.

La danesa está teniendo un año muy difícil. Fue cuartofinalista en el Abierto de Australia, perdiendo ante la belga Kim Clijsters, pero en Wimbledon fue eliminada en la primera ronda, antes de lesionarse en la rodilla derecha en agosto, en New Haven.

En los Juegos Olímpicos de Londres llegó a cuartos de final, donde fue superada por la estadounidense Serena Williams y en la final de Copenhague, ante su público, cayó ante la alemana Angelique Kerber.

Profesional desde los 15 años, Wozniacki abandonó el Top 10 en septiembre por primera vez desde mayo de 2009.

Kanepi regresaba esta semana al circuito WTA, del que estuvo ausente desde su derrota en cuartos de final de Roland Garros contra la rusa Maria Sharapova, por una lesión en el tendón de Aquiles.

La sólida jugadora estonia se había impuesto en Brisbane en Australia en enero y luego en Estoril, en abril en Portugal.