La molestia que siente en un codo no le impedirá al holandés Robin van Persie jugar ante Uruguay en las semifinales de la Copa Mundial.

La portavoz del equipo holandés Monique Kessels dijo el domingo que una ecografía reveló que la lesión que sufrió ante Brasil en el codo izquierdo no es tan grave como se pensó en algún momento.

El delantero se entrenó por separado el domingo, pero podrá jugar el martes contra los uruguayos en Ciudad del Cabo.

Kessels indicó que el defensor Joris Mathijsen, quien fue reemplazado ante Brasil al lastimarse la rodilla derecha, también estará disponible.