Toluca.- En una dramática serie de penales, Toluca se levantó de una desventaja de dos fallas para proclamarse campeón del Torneo Bicentenario 2010 del futbol mexicano al derrotar 4-3 a Santos, tras empatar sin goles (global 2-2) en el partido de 'vuelta' de la final disputada en el estadio Nemesio Díez.

Tal y como lo fue en toda esta serie, Alfredo Talavera se convirtió en la figura al detener el penal decisivo a Fernando Arce 'en muerte súbita', para así darle el décimo título a su equipo.

Parecía que finalmente el argentino Rubén Omar Romano podría ganar su primer campeonato luego de las fallas de Antonio Naelson 'Sinha' y del chileno Héctor Mancilla, en el primer y tercer penal.

Sin embargo, en el momento más importante Vicente Matías Vuoso y Carlos Morales erraron en el cuarto y quinto disparo, lo que alargó a la 'muerte súbita', donde Edgar Dueñas con carácter no falló, contrario a Fernando Arce, quien ejecutó con potencia pero Talavera se agrandó para desviar a una mano y darle a Toluca toda la 'gloria' en el mismísimo 'infierno'.

Por lo que se ofreció en los 90 minutos reglamentarios y tiempo extra, Santos debió haberse llevado el título, pero el futbol no es de merecimientos, ya que Oribe Peralta y Vuoso no supieron cómo definir dos grandes opciones que tuvieron para evitar todo el drama desde los 'once pasos', donde se fraguó su derrota.

A lo largo del primero y segundo tiempo, Santos y Diablos no se hicieron daño.

Romano planteó un partido inteligente, buscó controlar el medio campo y no darle la posesión del esférico a su rival, consciente que de lograrlo tendría la balanza a su favor. Para ello, colocó a cuatro hombres en medio campo, que se preocuparon por contener pero también por ir al frente.

Pese a ello, fue el conjunto local el que generó las mejores ocasiones, que no terminaron en el fondo de las redes gracias a tres grandes intervenciones de Oswaldo Sánchez.

La primera de ellas en un remate de cabeza dentro del área por parte de Carlos Esquivel que el portero mundialista con el brazo izquierdo alejó, al minuto 15.

La segunda en una gran volea por izquierda de Néstor Calderón que Oswaldo recostó para controlar, al 27, y un minuto después, el chileno Héctor Mancilla sacó un disparo cruzado que el mundialista en Alemania 2006 manoteó para mantener intacta su meta.

Igual que en la 'ida', Talavera nuevamente fue factor al salvar a su equipo en la única llegada clara del cuadro visitante que surgió en los botines de Oribe Peralta, quien a la entrada del área sacó un derechazo abajo a la derecha hasta donde llegó el portero, quien a una mano evitó la caída de su marco para irse al descanso sin goles.

Diablos tuvo que recurrir a la tanda de penales para llevarse su décimo título

Romano se olvidó de las precauciones y para ello en el inicio de la parte complementaria ordenó el ingreso del 'Toro' Vuoso, quien de manera inmediata se dejó sentir al plantarse solo frente a Talavera, y con todo para definir sacó un disparo raso que con la pierna derecha el guardameta tapó para evitar el daño en su meta.

Los mexiquenses se mantuvieron igual, el técnico José Manuel de la Torre no quiso arriesgar, apostó por el mismo esquema en espera que su eje de ataque se conectara para darle la diferencia.

La iniciativa, deseos y en grandes lapsos un mejor futbol para llevarse el triunfo en tiempo reglamentario estuvo de lado visitante, que pudo verse recompensado en una gran acción de Peralta, quien dentro del área 'fusiló' a Talavera, quien rechazó con el rostro, al minuto 78.

Ya sobre el tiempo, parecía que Toluca conseguía todo cuando había buscado muy poco, ya que Mancilla recibió un pase filtrado que lo dejó de frente a la meta rival, pero de manera increíble sacó un 'calcetinazo' a la ubicación de Oswaldo, para así obligar al alargue.

Con un gran corazón y excelente fortaleza física, los santistas mantuvieron ese deseo por ir al frente y tuvieron dos ocasiones para ganar en el tiempo extra.

En la más importante Vuoso tuvo todo para definir pero de manera inverosímil abanicó su remate, el rebote todavía le quedó al colombiano Carlos Darwin Quintero que definió abajo, hasta donde llegó Talavera para mantener el cero y definirse todo en penales, donde tuvieron todo para ganar, pero al final se fueron con las manos vacías.

El arbitraje estuvo a cargo de Armando Archundia, quien tuvo una labor regular. Amonestó al panameño Felipe Baloy (8), Oribe Peralta (48), Carlos Morales (49) y a Juan Pablo Rodríguez (59) por los visitantes. El brasileño naturalizado mexicano Antonio Naelson 'Sinha' (35), el chileno Héctor Mancilla (36) y Edgar Dueñas (60) vieron cartón preventivo por los de casa.

Diablos tuvo que recurrir a la tanda de penales para llevarse su décimo título

APR