La joven revelación estadounidense Sloane Stephens, de apenas 19 años, dio la gran sorpresa de los cuartos de final del torneo femenino del Abierto de Australia, donde eliminó a su compatriota Serena Williams, que sufría dolores en su espalda.

Su adversaria en las semifinales será la bielorrusa Victoria Azarenka (N.1), defensora del título en Melbourne, que no tuvo excesivos problemas para eliminar a la rusa Svetlana Kuznetsova por 7-5 y 6-1.

Stephens ganó en tres sets, por 3-6, 7-5 y 6-4, frente a una rival mermada físicamente, sin que ello reste mérito a la hazaña de Sloane, que disputaba por primera vez en su todavía corta carrera los cuartos de un torneo grande.

Es una locura, creo que voy a poner un cartel de mí en las paredes , declaró Stephens, raqueta 29 del circuito WTA, que el lunes entrará en el grupo de las 20 mejores del mundo, sea cual sea su resultado ante Azarenka.

Desde su derrota en la primera ronda de Roland Garros-2012 ante la francesa Virginie Razzano, Serena Williams, tercera del ránking, sólo había perdido un partido de 41 disputados.

Sloane Stephens, jugadora negra cuya potencia física recuerda a su admirada Serena, se convierte así en la gran sensación del torneo y dio una de las grandes sorpresas de los últimos meses.

Serena volvió a verse traicionada por su cuerpo, después de haber superado un esguince de tobillo al principio de su andadura en Melbourne y de una herida en el labio tras golpearse a sí misma con la raqueta por accidente.

Han sido las dos peores semanas de mi vida , lamentó tras sufrir esta vez espasmos en la espalda.

En la rama varonil, Roger Federer y Andy Murray y también clasificaron para semifinales .

Murray se paseó contra Chardy, por 6-4, 6-1, y 6-2, pero Federer sufrió para deshacerse de Tsonga en un duelo a cinco sets que terminó con un resultado de 7-6 (7/4), 4-6, 7-6 (7/4), 3-6 y 6-3.

Es la décima semifinal a la que llega Federer en Australia y la 33 del Grand Slam, dos récords que ya ostentaba y que ahora amplía.