María Sharapova es la capitana del equipo, más ella misma sabe que el éxito de sus negocios se respalda en un trabajo en conjunto con sus asesores.

Sus socios siempre destacan su capacidad de aprender y siempre aventurarse a mejorar lo que conoce.

A sus 31 años de edad, la tenista rusa es una marca internacional. Pese a ya no encontrarse deportivamente entre las 10 mejores tenistas del mundo, su imagen sigue caminando por la senda de las inversiones.

Max Eisenbud es una de las personas más importantes para Sharapova. Es su agente deportivo y está involucrado en todos los negocios que ella hace, relacionados o no con el deporte.

Eisenbud, vicepresidente de IMG Tennis ha seguido la carrera de María desde los 11 años.

“En el 2004, ganó Wimbledon y se lanzó a esta vida, con la oportunidad de trabajar con grandes compañías en grandes campañas publicitarias”, dijo Eisenbud.

“Ella hacía preguntas, se reunía con el director, se reunía con las personas creativas, realmente buscaba entender lo que querían. Tomaba las fotos y luego miraba la cámara y decía: ‘No, yo puedo hacerlo mejor’. Creo que será una mejor empresaria que jugadora de tenis. Ella es increíblemente competitiva”, agregó su agente.

Sharapova no es sólo una de las mejores tenistas del mundo, con cinco títulos de Grand Slam, además es una mujer de negocios con un valor neto estimado de 195 millones dólares, de acuerdo con cifras de Forbes.

Desde el 2012, Sharapova formaba parte de algunas colaboraciones muy exitosas, ya que había diseñado una línea completa de ropa de tenis para Nike y un ballet para Cole Haan que se convirtió en el zapato más vendido de la marca durante dos años.

“Y en ese momento, se acercó a mí y me dijo: ‘Sabes, estoy disfrutando de estas colaboraciones, pero quiero tomar mis propias decisiones. No quiero hacer 5%, quiero ganar 100 por ciento’”, citó Eisenbud.

No mucho tiempo después, vio la primera oportunidad.

El año pasado, el colaborador de Forbes, Kurt Badenhausen, informó que “Sharapova fue la atleta con mayores ingresos durante 11 años consecutivos. Sigue bajando más de 50% después de las consecuencias de su suspensión de 16 meses por tomar una sustancia prohibida”.

Aquella suspensión no desconcertó en absoluto al agua Evian.

La tenista rusa ha sido la patrocinadora de más larga trayectoria de la compañía, es decir, durante nueve años.

“Nos encanta trabajar con ella, nos brinda un estilo de vida saludable y es un verdadero slasher, haciendo varias cosas a la vez”,  dijo Olivia Sánchez, vicepresidenta de marketing de Evian en Estados Unidos y Canadá.

Sharapova es una máquina de marketing que se asocia con empresas que van desde Nike hasta Porsche. El negocio de dulces que lanzó en el 2013, Sugarpova, progresa debido a los acuerdos de distribución con Kroger, la cadena de supermercados.

La idea de Sugarpova surgió en un almuerzo de trabajo con Jeff Rubin, cofundador de la tienda de golosinas Dylan’s Candy Bar, quien buscaba a Sharapova para asociarse con él en su nueva cadena de tiendas.