María Sharapova se había acostumbrado a que el Abierto de Australia, primer Grand Slam de la temporada, le tratara muy bien. En el 2013 llegó a semifinales y hace dos años fue finalista del torneo, pero en esta ocasión apenas le alcanzó para llegar a la cuarta ronda y luego despedirse.

Ayer, la rusa perdió en tres sets 6-3 y 4-6 y 1-6 ante la eslovaca Dominika Cibulkova. María llegaba como la tercera favorita del torneo y su oponente, como la número 20 en la preclasificación. Los números no fueron una referencia para determinar diferencia y estar en los cuartos de final.

Tras dos años donde tuvo relativamente éxito en Australia, en esta ocasión la rusa no logró calificarse entre las mejores del certamen.

La peor actuación de María Sharapova del 2010 a la fecha fue precisamente en el inicio de la década, cuando no superó ni siquiera la segunda ronda.En 2011 también se quedó en la cuarta ronda.

AZARENKA DA LA CARA

La bielorrusa Victoria Azarenka, número dos del torneo, hizo valer su condición tras las eliminaciones de Serena Williams y María Sharapova. Azarenka venció sin problemas a la estadounidense Sloane Stephens por parciales de 6-3 y 6-2 para acceder a cuartos de final.

SERENA TAMBIÉN VA A CASA

Sharapova, quien no parecía encontrarse a su mejor nivel físico, sufrió la misma suerte que la número uno de la WTA, la estadounidense Serena Williams, eliminada el domingo en la misma instancia por la serbia Ana Ivanovic (número 14).

La ex número uno del mundo, preclasificada número 14 del torneo, se impuso a la máxima favorita por parciales de 4-6, 6-3 y 6-3.

Las clasificadas a los cuartos de final antes del cierre de esta edición eran la serbia Ana Ivanovic, Eugenie Bouchard, Na Li, Flavia Pennetta, Dominika Cibulkova y Victoria Azarenka.