La inversión que ha hecho Gallos Blancos para contar con los servicios de Ronaldinho, a quien le pagan dos millones de dólares anuales, ha significado un boom y ha dejado buenos dividendos económicamente en el corto plazo. Pero de acuerdo con los especialistas en imagen y mercadotecnia deportiva a futuro, el poco compromiso que ha mostrado el brasileño y su nivel en la cancha podrían perjudicar las relaciones de la institución con sus patrocinadores, el ambiente en el mismo vestidor y la percepción que se tiene de Querétaro.

Aunque destacó el impacto que generó Dinho al llegar el año pasado a la Liga MX con miles de camisetas vendidas y gradas al máximo de su capacidad, Jorge Badillo Nieto, creador del portal Fusión Mercadotecnia Deporte y catedrático de posgrados deportivos de la UVM, sentenció que ni la afición ni los patrocinadores tendrán mucha paciencia hacia las actitudes y el bajo nivel de juego del delantero, quien llegó un mes tarde de sus vacaciones.

Con lo ocurrido en los días previos al inicio de este torneo, no es de extrañarse que pueda haber un gran descontento entre aficionados y patrocinadores. Ronaldinho es un personaje que hoy vive de su muy exitosa trayectoria internacional, pero por mucho carisma que tenga no habrá patrocinador que tolere su bajo rendimiento, ni el cariño de la afición queretana hacia él será eterno mientras siga acumulando jornadas y minutos improductivos en la cancha .

Por su parte, Eric Olavarrieta, experto y consultor en imagen deportiva, explicó que si bien el campeón del mundo en Corea y Japón 2002 provocó un boom mercadológico, ahora con el poco compromiso mostrado al llegar tarde a la pretemporada puede resultar incómodo dentro de la institución, sobre todo en el vestuario, en donde sus compañeros pueden reclamar privilegios para el brasileño.

Los directivos se deben sentar a platicar qué es lo que quieren de sus jugadores en función de la disciplina, porque estás contratando un riesgo como Ronaldinho que posiblemente te esté dando muy buenos dividendos, pero que al mismo tiempo ya empieza a ser incómodo al interior en la institución. Entonces es necesario que se orqueste una serie de acciones de comunicación e imagen que busque proteger la reputación del club , aclaró el experto.

Badillo Nieto puntualizó que tras los actos de Ronaldinho fuera y dentro de la cancha, en la que apenas acumula 30 minutos en la liga sin poder mostrar un nivel destacado, es momento de que el personal de mercadotecnia de Gallos Blancos se ponga a trabajar en una estrategia para que lo que ha sucedido con su estrella tenga el menor impacto posible.

Con la paciencia del aficionado/consumidor no se debe jugar, y así como con la llegada del jugador todo era una gran celebración y las mejores expectativas, es un hecho que con el paso del tiempo y entre menor sea su rendimiento deportivo ese mismo consumidor va a comenzar a decepcionarse y con ello incluso a rechazar fuertemente al jugador, más aún cuando la falta de disciplina y de compromiso han sido las constantes de dicho personaje , explicó.

Finalmente, Olavarrieta agregó que en Querétaro pecaron de inocencia al no prever una situación como ésta, sobre todo porque en otras etapas de su carrera Ronaldinho ya había dado de qué hablar por su disciplina. El especialista dijo que de haberlo hecho se habría actuar de manera inmediata en la crisis y no comenzar de cero a buscar una estrategia.

Tienes que poner en la balanza qué es lo que necesitas de una estrella, porque con ella tienes un detonante, pero ella también necesita que la guíes, que la disciplines, que le digas cuál es el reglamento, cuándo debe llegar y si no lo hace qué sanción va a tener. Si el jugador no sabe esto se va a saltar este tema , finalizó el consultor en imagen deportiva.