El principal arquitecto del gegenpressing tiene nombre y apellido: Ralf Rangnick. ¿Y qué es el gegenpressing? Es el estilo de estrategia de futbol moderno nacido en Alemania que está catapultando su éxito por diversos clubes a través de ejemplos como Jurgen Klopp en Liverpool y Thomas Tuchel en Chelsea. Detrás de estas figuras, entre otras, se encuentra el apadrinamiento de Rangnick, un entrenador de 63 años que a partir de ahora trata de imponer ese ritmo en el Manchester United.

“Desafortunadamente, otro gran entrenador llega a la Premier (League). Ralf es un entrenador con mucha experiencia, hizo que dos equipos aparecieran de la nada y se convirtieran en amenazas en Alemania, con el Hoffenheim y el Leipzig. El United será un equipo muy organizado en el campo, tendremos que lidiar con ello. No son buenas noticias para el resto de clubes”, con esas palabras, Jurgen Klopp recibió a Rangnick luego de anunciarse su posición como interino del Manchester United por lo que resta de la temporada, en lugar del recién despedido, Ole Gunnar Solksjaer.

El corto plan del United para tener en la dirección técnica a Rangnick por un máximo de siete meses es porque la visión es que sea asesor de la dirección deportiva, un cargo con el que logró uno de los mayores éxitos de Europa en años anteriores, dentro de la organización del Red Bull Leipzig, semifinalista de la Champions League en 2020.

“Pocas personas pueden considerarse trascendentales en un deporte colectivo como lo es el futbol. Algunos lo hacen como jugadores, otros, como Ralf Rangnick, lo hacen desde el banquillo o la dirección deportiva”, describe el portal web de la Bundesliga sobre el sucesor de Solksjaer. Y es que su legado amerita una biografía en el sitio de la liga más importante de Alemania.

Rangnick comenzó a dirigir en 1999, con el Stuttgart, y en 2002 logró ascender al Hannover 96 después de 13 años fuera de la primera división alemana. Para 2004 se unió al cuerpo técnico del Schalke 04, logrando un segundo lugar en la Bundesliga, pero su parteaguas fue en la temporada 2007-08, cuando el modesto Hoffenheim logró saltar de una liga regional hasta la segunda división.

Aunque después tuvo otro paso breve (seis meses) por el Schalke, lo logrado con el Hoffenheim le generó una alta reputación en su país y más allá. En 2012 se anunció que Ralf Rangnick era el nuevo director deportivo de dos equipos hermanos, el Red Bull Salzburgo (Austria) y el incipiente RB Leipzig (Alemania), en ese entonces compitiendo en divisiones inferiores.

Esta doble función la cumplió hasta la temporada 2014-15, cuando decide concentrarse de lleno en el Leipzig, asumiendo allí otra vez una doble labor pero ahora de director deportivo y director técnico. Después de lograr el ascenso a la Bundesliga en la 2016-17, Rangnick se retiró de su cargo como entrenador para abrirle el paso a Ralph Hasenhüttl y encargarse a tiempo completo de la dirección deportiva. Durante su gestión fue el encargado de observar, fichar y desarrollar a jugadores como Joshua Kimmich y Timo Werner, actuales referentes de la selección alemana.

“Hay cinco apartados en los cuales debes ser excelente si pretendes competir al máximo nivel. Primero, qué haces para construir la jugada cuando quieres tener la posesión. Para mí es evidente. Si quieres marcar un gol necesitas velocidad, fintas que aceleren la acción y verticalidad. Si no tienes eso, puedes tener el 80% de la posesión, pero no marcarás. Número dos: qué haces si el otro equipo tiene la pelota. Cómo, dónde, y a qué altura presionas. En tercer y cuarto lugar, trabajar las transiciones. ¿Qué quieres que haga tu equipo en el momento de la recuperación y qué quieres que haga en el instante posterior a la pérdida? Esas dos situaciones necesitan ser entrenadas en profundidad. Y en quinto lugar, las jugadas a balón parado”, analizó Rangnick en una entrevista con El País, cuando trabajaba para la organización de Red Bull.

Es por ello que su estilo desde el Hoffenheim y luego en Salzburgo y Leipzig impulsó a estrategas como Klopp y Tuchel a tratar de copiar sus modelos en Borussia Dortmund y Mainz, respectivamente. Ahora se le suma también Julian Nagelsmann, actual entrenador del Bayern Múnich surgido del Red Bull Leipzig.

Ya en 2019, Ralf fue nombrado Director Global de Deportes de Red Bull, puesto que abandonó en 2020 luego de las semifinales en la Champions League, el mejor puesto del equipo en dicho torneo continental. Hace unos meses, también tuvo un paso como Director General de Deporte y Comunicación del Lokomotiv Moscú, pero ahora es la cabeza deportiva del Manchester United, que necesita su visión para resugir.

Pese al regreso de Cristiano Ronaldo y los fichajes de figuras internacionales como Jadon Sancho y Raphael Varane, el United se ubica en octavo de la Premier League, fuera de puestos continentales, luego de 13 semanas transcurridas, lo que detonó el despido de Solksjaer. Mauricio Pochettino, actual entrenador del PSG, está en la mira de los Red Devils, pero primero deberá ser aprobado por los ojos de arquitecto del futbol de Ralf Rangnick.

kg