Melbourne.- El español Rafael Nadal, cabeza de serie número 3, volvió a imponerse este jueves a su máximo rival, el suizo Roger Federer (N.3) en cuatro sets, 6-7 (5/7), 6-2, 7-6 (7/5) y 6-4, y se clasificó para la final del Abierto de tenis de Australia.

El español se medirá ahora o bien al serbio Novak Djokovic, número 1 mundial y campeón vigente, o al británico Andy Murray (N.4), dos veces finalista, que juegan el viernes la otra "semi".

"Es un gran honor jugar contra Roger, fue un partido fantástico. Es fantástico ver a un jugador que no comete errores, con un juego muy completo", dijo Nadal ante el público al terminar la semifinal.

"Lo único que he hecho en mi carrera es seguir aprendiendo porque sigo viendo a un jugador que es mejor que yo. Para mi es un sueño estar en la final", añadió.

El español, de 25 años, consigue así llegar a la final de un torneo de Grand Slam por 15 vez, igualando a Andre Agassi, Jimmy Connors y Roy Emerson. Federer sigue teniendo el récord con 23 finales (16 títulos, cuatro de ellos ganados en Australia).

Se trata de la cuarta final consecutiva de un Grand Slam para Nadal aunque el récord también lo tiene Federer, con 10 finales entre Wimbledon 2005 y el Abierto de Estados Unidos de 2007.

Con esta victoria Nadal tiene ahora un balance de ocho victorias en 10 duelos contra Federer en torneos de Grand Slam y lleva desde Wimbledon 2007 sin perder ante su rival.

En el balance global de partidos entre ambos, Nadal ganó 18 veces y perdió nueve.

Para Federer la derrota llega tras un mal año 2011 en que por primera vez desde 2003 no ganó ningún torneo de Grand Slam (el último fue en Australia en 2010).

Por su parte Nadal tampoco tuvo una temporada 2011 fácil, en la que sólo ganó tres torneos y perdió siete veces en la final: seis contra Djokovic y una contra Murray.

El español, que busca su undécimo título de Grand Slam, se mostró este jueves a su mejor nivel ante un Federer que sólo al final pareció estar en plena forma.

El primer set fue muy ajustado y se decidió en el tie-break en favor de Federer.

En el segundo Federer, que cometió un total de 63 faltas directas, perdió un poco el ritmo y llegó a perder 5-2 y Nadal marcó 11 puntos seguidos. Aunque Federer mantuvo la presión perdió 6-2.

En el tercero, la lucha entre ambos llegó al punto de máxima tensión y Federer defendió tres bolas de break pero no pudo con la defensa de Nadal, que salvó varios puntos díficiles, y terminó llevándose la manga.

En el cuarto Nadal se impuso 6-4 y se llevó la victoria final.

NADAL TIENE "PLENA CONFIANZA" PARA LA FINAL

"Es una manera fantástica de empezar la temporada, me da plena confianza y también mucha calma, confianza en mi manera de trabajar. Trabajo en pequeñas cosas que funcionan bien, sin mucho entrenamiento", dijo Nadal.

El español, cabeza de serie número 2, se medirá ahora o bien al serbio Novak Djokovic, número 1 mundial y campeón vigente, o al británico Andy Murray (N.4), dos veces finalista, que juegan el viernes la otra "semi".

"Estoy muy contento con mis resultados de estas dos semanas. Me fue mucho mejor de lo que pensaba, de lo que soñaba hace tres semanas. Es una victoria fantástica, uno de las que me quedarán en la memoria para siempre", explicó el tenista de 25 años.

"Empezó de manera muy agresiva, jugando a un nivel muy muy alto. Cuando juega así siempre tengo la impresión de que es casi imposible ponerse a su nivel. Pero después de los tres primeros juegos pude empezar a pegarle a la bola, a jugar un poco más a mi ritmo, llegué al equilibrio", explicó el español.

"Por momentos sentía que dominaba al final del primer set y eso me dio confianza. Luego empecé a jugar de manera más agresiva, con mi estilo", añadió

Nadal también se refirió a la semifinal del viernes entre el serbio Novak Djokovic, número 1 mundial, y el escocés Andy Murray (N.4) que determinará su rival en la final del abierto australiano.

"A veces juego un poco como jugaba antes, pero cuando soy capaz de jugar en el interior de la cancha, de ser agresivo, las cosas me van muy bien. No sé si será suficiente contra Novak o Andy, pero estoy contento con mi torneo", dijo Nadal, que alcanzó por 15 vez en su carrera la final de un torneo de Grand Slam.

"Voy a dar lo mejor posible para intentar que sea una gran final y espero que tendré posibilidades. Pero si son mejores que yo y me ganan, me iré a casa estando muy contento con el torneo. Sabré que el trabajo da sus frutos y seguiré trabajando de esta manera", añadió Nadal.

RDS/BVC