El norirlandés de 22 años, Rory McIlroy, quien se impuso con superioridad en el Abierto de los Estados Unidos de golf, el segundo Major de la temporada, logró con ese triunfo situarse en el cuarto puesto de la clasificación mundial.

Con el ascenso de McIlroy, ahora son cuatro los golfistas europeos que comandan el escalafón.

Pese a empatar en el puesto 46 del US Open, el inglés Luke Donald se mantiene en la cima del ranking con un promedio de 9.064.

Ya muy cerca de Donald se encuentra su compatriota Lee Westwood, quien tras su tercer lugar en el US Open se acercó a la cima del ranking.

Westwood se quedó con 8.804, mientras que Martin Kaymer, con 7.222 puntos, es el tercero del ranking.

El US open, impulso para Rory

McIlroy promedió 7.187 tras conseguir su primer Major, mientras que el estadounidense Steve Stricker, quien quedó en el escalón 19 en el Abierto de su país, se ubicó en el quinto escalón con un promedio de 6.500.

Phil Mickelson, quien empató en el sitio 54 del Abierto, promedia 6.011 puntos, con los que ocupa ahora el sexto puesto mundial.

El estadounidense Matt Kuchar (5.675) y el campeón defensor del US Open Graeme McDowell (5.530) empataron en el puesto 14 del Abierto y cayeron al séptimo y octavo sitio, respectivamente.

El australiano Jason Day, que abrió el año en el puesto 38, subió nueve sitios y se ubicó en el puesto nueve, con un promedio de 5.470, mientras que el ganador del Masters de Augusta, el sudafricano Charl Schwartzel (5.243), empató en el noveno en el Abierto y ascendió un sitio para así volver a entrar al top-10.

En tanto, el golfista estadounidense Tiger Woods sigue a la baja, quien se perdió el US Open por una lesión, cayó dos plazas y se ubicó en el puesto decimoséptimo del ranking mundial.