Los 12 estadios de Rusia para la Copa del Mundo deben mantenerse a sí mismos a nivel financiero, señaló el presidente ruso, Vladimir Putin, el jueves luego que algunos funcionarios públicos pidieran subsidios del gobierno.

“Todas las instalaciones deben ser capaces de cubrir sus costos”, dijo Putin durante su programa anual en televisión en que responde preguntas del público. El mandatario sugirió que los recintos abran cafeterías y centros comerciales para impulsar su rentabilidad.

“Gastamos mucho dinero y estoy de acuerdo en que tiene que ser en beneficio del deporte”, añadió.

El mantenimiento anual de varios estadios del Mundial costará entre 200 y 400 millones de rublos (3.2 y 6.4 millones de dólares), según cálculos de autoridades regionales.

El gobierno ruso estima el total de los costes del torneo en unos 11,000 millones de dólares, sin incluir algunos gastos en infraestructura.

El director general del comité organizador del Mundial, Alexei Sorokin, dijo en abril a The Associated Press que el gobierno podría tener que “ayudar a estabilizar la situación operativa” de algunos estadios con dinero federal y “no hay nada malo en ello”.

Al final, señaló, los recintos “se valdrán por sí mismos”. Varias ciudades sede del Mundial están teniendo problemas para determinar qué hacer después del Mundial con instalaciones con una capacidad mucho mayor a la asistencia media a los partidos de clubes.

El equipo Rotor de Volgogrado ocupará un nuevo estadio de 45,000 plazas pese a tener una asistencia media en sus partidos en casa de apenas 3,800 personas esta temporada. El Baltika de Kaliningrado heredará un recinto de 35,000 asientos para un público medio de 6,100.

América Latina, la región que más boletos compró

La FIFA informó que se han vendido unos 2.4 millones de boletos para el Mundial que comienza en una semana y destacó que Brasil, Colombia, México, Argentina y Perú están entre los países cuyos hinchas han comprado más localidades.

Desde el inicio de la venta de boletos se comercializaron 2 millones 403,116 entradas, dijo la FIFA, que destacó que los simpatizantes rusos han comprado 871,797 localidades.

Más atrás aparecen los hinchas estadounidenses, que pese a que su Selección no estará en Rusia se quedaron con casi 90,000 boletos. Brasil (72,512 boletos), Colombia (65,234), Alemania (62,541), México (60,302), Argentina (54,031), Perú (43,583), China (40,251), Australia (36,359) e Inglaterra (32,362).