El Estadio Alfredo Harp Helú (AHH) demoró más de lo previsto en su inauguración. Eso impactó en los planes de Grandes Ligas, que planeaba traer sus juegos del 2019 a la Ciudad de México, mismos que se movieron a Monterrey.

Othón Díaz Valenzuela, presidente ejecutivo de los Diablos Rojos del México, señaló que el inmueble se diseñó para cumplir las especificaciones de Major League Baseball (MLB) y ser sede de juegos de Las Mayores.

“Desde un principio se consideró. Las negociaciones, en un inicio, de los juegos de MLB eran para la Ciudad de México. Desafortunadamente, el estadio tardó más tiempo de lo esperado y fue la razón por la que se fueron a Monterrey. Buscamos que el estadio cumpliera con los requisitos de Major League. Hubo varias visitas por parte de personal de MLB y se contrató a Murray Cook —especialista de Grandes Ligas para la construcción de campos y estadios— como asesor del Centro Deportivo Alfredo Harp y por parte de Diablos Rojos para que estuviera presente y estuviera supervisando y verificando que el estadio cumpliera con las especificaciones que se requerían”, precisó Díaz Valenzuela.

Este año se jugaron tres series de dos juegos en Nuevo León, una de pretemporada entre los Diamondbacks de Arizona y los Rockies de Colorado (9 y 10 de marzo), Cardenales de San Luis y Rojos de Cincinnati (13 y 14 de abril) y Astros de Houston y Angelinos de Los Ángeles 4 y 5 de mayo), estas dos de temporada regular, en el Palacio Sultán, con capacidad para 21,906 personas.

Para el 2020, sólo dos encuentros se realizarán en México, los días 18 y 19 de abril: Diamondbacks y los Padres de San Diego, equipo que cuenta con Alfredo Harp Helú como accionista.

“Lo que se hizo fue la firma de un contrato (por dos juegos). Llevó un tiempo la revisión tanto de parte del Centro Deportivo Alfredo Harp como de Diablos Rojos para poder estar de acuerdo con los puntos que planteaba MLB y viceversa. También nosotros hicimos ajustes que tuvieron que ser revisados por ellos”, agregó el directivo de Diablos.

Dado que el Estadio AHH se diseñó para cumplir los estándares de MLB, la idea es contar con juegos por varios años; sin embargo, la cantidad de cotejos de rol regular para el 2020 se redujo de cuatro a dos y en el 2021 el turno correspondería a Guadalajara, como ya adelantó MLB México.

“Esto depende más de MLB, por supuesto que es algo que quisiéramos que sucediera, sabemos que hay un programa que tiene MLB en el cual está pensando también en la ciudad de Monterrey y Guadalajara. Estamos en la mejor disposición de seguir teniendo este tipo de juegos”, expuso Othón Díaz.

Un estadio sólo para beisbol

El Estadio Alfredo Harp Helú es el más nuevo en México para la práctica del beisbol, se construyó “para beisbol y don Alfredo dio esa indicación de que sea para beisbol”, pero aún no se define qué estrategia seguirán para el uso del recinto más allá de la temporada de la LMB.

José Maiz, presidente de Sultanes de Monterrey, dijo a El Economista, que tras la inversión realizada en el Palacio Sultán para albergar los seis juegos de MLB en el 2019, una estrategia para buscar recuperar el gasto realizado es darle mayor actividad al inmueble con la participación del equipo en la Liga Mexicana del Pacífico.

¿Podrá ésta ser una estrategia que sigan los Diablos Rojos?

“No te puedo decir si será una opción real porque depende de muchas cosas, entre ellas la parte del consejo de administración de Diablos como la propia Liga Mexicana (de Beisbol) y Liga (Mexicana) del Pacífico, pero resulta bastante razonable lo que comentó el ingeniero José Maiz”, argumentó el presidente ejecutivo del equipo de la Ciudad de México.

Además, Díaz Valenzuela señala que “una de las cosas que se están platicando en la alta dirección de Diablos es cómo hacer para que el estadio tenga un mayor uso en temas de beisbol y por el momento no hay una directriz sobre hacia dónde se podría uno dirigir”.

[email protected]