A simple vista, Esmeralda Falcón es histórica porque será la primera boxeadora mexicana en participar en unos Juegos Olímpicos, luego de que el Comité Olímpico Internacional (COI) le otorgó la plaza basado en su última posición del ranking mundial. Pero detrás de ese mérito, hay una larga lista de victorias fuera del cuadrilátero.

La oriunda de Xochimilco es la número 20 del planeta en la categoría de 60 kilogramos, de acuerdo con la clasificación de la Asociación Mundial de Boxeo (AIBA). Con 350 puntos y siendo la cuarta mejor del continente americano, logró ser seleccionada luego de la cancelación del torneo preolímpico que se celebraría en Argentina en este mes.

Lo que no se ve a simple vista son los rivales que ha superado a lo largo de su vida. Uno de los más fuertes ha sido el padecer asma, que le generó ser víctima de bullying en la infancia y llegar al hospital durante la pandemia.

“No podía ni hacer la clase de educación física, usaba medicamentos inhaladores. En la escuela los niños son crueles: me escondían el medicamento y por eso llegaba un momento que me limitaba; se burlaban de mí porque me costaba trabajo hablar, pero con mi sobrina empecé a ir a correr, o al menos a intentarlo”, contó en una entrevista con El Heraldo de México.

Ella y su familia (sus padres y tres hermanos) se enfermaron de covid-19 en septiembre, pero siendo Esmeralda asmática, tuvieron que hospitalizarla unos días por precaución. No tuvo mayores repercusiones y siguió preparándose en el Centro Nacional de Desarrollo de Talentos Deportivos y de Alto Rendimiento (CNAR) en 2021.

La enfermedad y el hecho de ser mujer fueron sus primeros obstáculos para entrar al boxeo, sumado a que le tenía miedo a los golpes: “El reto se volvió capricho, nunca creí ser tan buena ni que el boxeo me enamorara tanto”, le dijo también a ese medio.

México ha ganado 13 medallas olímpicas gracias al boxeo, es la segunda disciplina más fructífera después de las 14 que han dado los clavados. No obstante, el país nunca ha tenido una representante a pesar de que la rama femenil fue aceptada desde Londres 2012.

En el palmarés de Esmeralda Falcón se encuentran la medalla de oro de los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla 2018 y el bronce en los Panamericanos de Lima 2019. Esas credenciales la colocaron en el Top 20 mundial y, por consecuencia, le aseguraron el inédito pase a Tokio.

“Me gusta el boxeo porque es una disciplina donde tienes que resolver de manera rápida las situaciones complicadas”, le dijo a Marca Claro. Es un reflejo de cómo ha resuelto sus problemas, pero aún hay temas pendientes como la falta de apoyos al boxeo y la falta de empatía hacia las boxeadoras en temas fisiológicos, como la menstruación.

“Estás sangrando, perdiendo vitaminas y hierro durante tu preparación. En esos días tiene que haber una preparación en cuanto a la alimentación para aguantar. La mayoría de entrenadores son hombres y quizá les da un poco de pena hablar del tema, pero ya se dio el primer paso porque se habla de ello, nos entienden, nos preguntan cómo estamos en este periodo”, describió a Mediotiempo.

Admiradora de Bruce Lee y amante del rap y el rock, señala que su mérito le abrirá las puertas a más mujeres: “Cada paso que damos beneficia a las próximas generaciones. Ser reconocidas juntas como mujeres, y no solo como individuos talentosos”.

Vivirá su sueño olímpico en Tokio, a 11,300 kilómetros de su natal Xochimilco, donde creció impulsada por su padre, que se dedica a la albañilería. Además de ser boxeadora, estudia la licenciatura en Educación Física, que espera ejercer después de un plazo de tres años en el pugilismo amateur.

Esmeralda Falcón se une a un selecto grupo de mexicanas históricas en los Juegos Olímpicos: las primeras representantes fueron Eugenia Escudero (esgrima) y María Uribe (lanzadora de jabalina) en Los Ángeles 1932; la primera medallista fue la esgrimista María del Pilar Roldán (plata, 1968), la primera ganadora de un oro fue Soraya Jiménez (halterofilia, 2000) y la más ganadora es María del Rosario Espinoza, con tres medallas (oro en 2008, bronce en 2012 y plata en 2016).

deportes@eleconomista.mx