El extremo de la selección holandesa Arjen Robben está listo para jugar ante Camerún el jueves en la Copa del Mundo, aunque esto conlleva un leve riesgo, reconoció el lunes el futbolista.

Robben sufrió una lesión en el tendón de la corva el 5 de junio, en el último partido amistoso de su equipo ante Hungría, y se unió al plantel en Sudáfrica una semana más tarde después de cinco días de tratamiento en Holanda.

"Jugar ante Camerún es posible", dijo Robben a periodistas.

"Riesgo es una palabra que ya asumí al elegir un tratamiento agresivo", agregó.

Holanda saldrá a la cancha clasificada en su último partido del Grupo E ante el eliminado Camerún.

El atacante, de 26 años, había tenido la mejor temporada de su carrera con el Bayern Munich, que ganó un doblete en Alemania y perdió la final de la Liga de Campeones ante el Inter de Milán.

Si Robben juega ante Camerún en el estadio Green Point de Ciudad del Cabo volverá tras 19 días.

"Hay que estar al 100 por ciento para jugar (...) Hasta ahora hemos venido considerando la situación día a día, ya que ocurrió hace sólo dos semanas y normalmente se tardaría cuatro a seis semanas recuperarse de una lesión así", dijo.

"Ayer (domingo) tuve una práctica (...) y me vino bien. No creo que haya un gran riesgo de que algo suceda", agregó.