Paolo Guerrero manejaba en Hamburgo un porche convertible del año, era un ídolo en Múnich y jugaba en una de las ligas más poderosas del mundo: la Bundesliga. Es futbolista peruano, fue campeón de la Liga alemana y jugó la Champions League, pero si de futbol se trata, advierte que no hay mejor sitio para hacer carrera que Brasil, el futbol es más agradable , dice.

El 9 de Corinthians, en charla con El Economista, ha sido una estrella en Europa, pero reconoce que en la región del Amazonas hay mucho más libertad. Tienes que salir tocando y jugando, pero además la pasión del público es indescriptible, se aprecia el buen futbol .

El Timao, como se le conoce al club, jugó este miércoles por la madrugada por un sitio en la final del Mundial de Clubes, ante el egipcio Al Ahly.

Paolo dice que se ha adaptado a vivir con la presión, lo ha hecho con su Selección en Perú, con sus clubes alemanes y ahora con el Corinthians, uno de los dos más populares de Brasil. Me acostumbré , dice. Ésta es una charla con uno de los protagonistas del Mundial de Clubes.

Brasil, un país de futbol y siempre con la consigna de ganar todo lo que juegue, Corinthians ¿con qué expectativa llega al Mundial de Clubes?

La expectativa es concentrarnos para ganar el Mundial de Clubes. El equipo se ha mentalizado desde hace tiempo y ha trabajado fuerte para hacerlo. Desde que llegué, los fans lo han dicho, y para ellos es muy importante.

Has jugado en la Liga Alemana, en la Liga de Campeones, respecto de ese nivel y el futbol brasileño ¿qué diferencias puedes comentar?

Hay muchas diferencias, pero sin duda la más importante es el contacto físico. En la Champions League hay mucho y aquí se juega mucho más futbol, es más suelto, se sale jugando desde atrás mucho más y también el apoyo de la torcida es completamente diferente, tienen sus particularidades.

La Liga brasileña es igual de competitiva que cualquier Liga grande de Europa, lo diferente está en lo físico, pero ahora debo decir que aquí es más agradable jugar futbol.

¿Cómo se convive con la presión de siempre ser favoritos?

Siempre jugué en equipos grandes, siempre tuve presión, desde la Selección hasta Alemania, me fui acostumbrando y me gusta jugar bajo presión.

¿Qué verá el mundo de Corinthians, cómo describes su estilo de juego?

Lo primero es que somos un equipo muy aguerrido, siempre jugando intenso y buscando la victoria en 90 minutos, a eso hay que sumarle las condiciones maravillosas de nuestros jugadores. El equipo, además, puedo decir que tienen todo el apoyo de infraestructura del más alto nivel, eso nos ayuda a mejorar.

[email protected]