El Real Madrid se clasificó para los cuartos de final de la Liga de Campeones pese a empatar 1-1 en el campo de un Paris Saint-Germain, en la vuelta de los octavos de final del torneo continental.

El astro portugués Cristiano Ronaldo abrió el marcador con un remate de cabeza (51), antes de que el uruguayo Edinson Cavani igualara al rebotarle un balón en el cuerpo (70), pero a 10 minutos del final Casemiro rubricó el 2-1 (80) definitivo.

Los merengues, que ya habían ganado 3-1 en la ida, mantuvieron el control del encuentro ante un PSG, que acabó el partido con diez por la expulsión de Marco Verratti por doble amonestación (65).

Tras su dolorosa eliminación el pasado año, también en octavos ante el Barcelona, el equipo francés salió este martes dispuesto a darle la vuelta a la eliminatoria, pero se encontró con un Real Madrid bien plantado, que se defendía bien y buscaba hacer daño al contraataque.

El partido se acabó decidiendo en la segunda parte, cuando el PSG salió con intensidad, pero se vio frenado por el gol de Cristiano.

Asensio dio un pase filtrado a Lucas Vázquez en el área, que centró al segundo palo donde cabeceó el portugués (51).

El gol desarboló a un PSG, que recibió un nuevo mazazo cuando el árbitro expulsó a Marco Verratti (65) por doble amonestación, con lo que el equipo francés acabó jugando con 10 los últimos 25 minutos.

El Real Madrid tomó entonces el control del partido, controlando la pelota, frente a un PSG que ya sólo trataba de irse para la portería contraria con pases largos y contraataques.

Cuando parecía que estaba cerca el segundo del Real Madrid, una jugada el PSG acabó con un balón suelto en el área chica que rebotó en Cavani para meterse en la portería de Keylor Navas (70).

El gol local fue prácticamente una anécdota en un partido, donde el PSG completamente roto, vio cómo a 10 minutos del final el Real Madrid volvía a sorprender en velocidad para acabar con un disparo de Casemiro que supuso el 2-1 definitivo (80).

Liverpool cumple el trámite ante el porto

El Liverpool se clasificó a cuartos de final de la Liga de Campeones tras empatar sin goles en Anfield ante el Oporto, cumpliendo así todos los pronósticos favorables a los Reds luego fe su goleada en la ida en Portugal (5-0), en un partido que pudo ser el último de Iker Casillas en Liga de Campeones.

El conjunto inglés, claro dominador del juego y con mejores ocasiones, estará en el bombo del sorteo de cuartos de final, una ronda que no alcanzaba en la máxima competición continental desde la temporada 2008-2009.

En un partido prácticamente sin historia, quedará para el recuerdo posiblemente por ser el último del arquero español Iker Casillas en Liga de Campeones, competición en la que tiene el récord de partidos disputados con 171. Después de que el club anunciara recientemente que no renovará el contrato del español, su futuro parece alejarse de la Champions.