Jérémy Ménez y Andrés Ibargüen llegaron al América después de dos semanas de que estuvieron “cerca”, “ya casi”, “con pie y medio”. Las Águilas gastaron 4.3 millones de dólares entre los dos (según el Informe de Fichajes de El Economista presentado hace unos días), la mitad de lo que pagó Cruz Azul por Walter Montoya, el fichaje más caro del mercado invernal hasta el momento. ¿Serán estos dos jugadores capaces de hacer protagonista al América?, ¿el impacto mediático que tuvieron será directamente proporcional a su rendimiento?

Las Águilas, con sus dos fichajes que acapararon las redes sociales al menos por una semana, no fueron lo suficientemente cotizados para poder siquiera acercarse al valor de los Tigres, que por mucho es la plantilla más valiosa de toda la Liga (84.3 millones de dólares) por 54.9 millones del conjunto que dirige Miguel Herrera, según cifras de Transfermarkt.

Es verdad, Ménez tiene cartel mundial e Ibargüen a nivel regional, pero también es cierto que ambos jugadores llegan como las contrataciones estelares del equipo con un fracaso a cuestas. Pese a lo que se ha hablado y lo que se ha dicho, de la cantidad de goles que se han transmitido en la televisión y redes sociales, el francés y el colombiano llegan de un mal año.

Ménez jugó menos de 10 partidos con el conjunto turco Antalyaspor y hasta ahora tiene el peor año futbolístico en su carrera. Mientras el colombiano Ibargüen en julio del año pasado fue presentado con el Racing de Argentina como el jugador más caro en la historia del club. Ambos salieron por la puerta de atrás de sus respectivos clubes y llegan a México por la puerta principal y a una de las dos instituciones más importantes del país.

Dos fichajes mediáticos que podrían verse opacados si es que la llegada de Samir Nasri se concreta con Tigres.

Es verdad, América una vez más apareció en las primeras planas, pero ya no como antaño, cuando traía a mejores jugadores.

•••

América hace algunos años se ha quedado lejos de poder fichar estrellas como en su momento lo hicieron con Iván Zamorano y Claudio el Piojo López. Es difícil olvidar que, en el 2001, el cuadro americanista concretó uno de los fichajes bombas más recordados en la era moderna de nuestro balompié, cuando trajeron del Inter de Milán a Zamorano, exgoleador del Real Madrid que llegó a México, quien marcó diferencia pues anotó 38 goles y se coronó en el 2002 con los azulcremas.

Años más tarde, en el 2004, el cuadro capitalino volvió a cimbrar el mercado cuando trajo de la Lazio al argentino Claudio El Piojo López, quien se cansó de desbordar, poner servicios de gol, además de haber colaborado en 28 ocasiones con anotaciones. En el 2005 fue pieza fundamental para que las Águilas consiguieran otro campeonato de Liga.

Actualmente la realidad del equipo es totalmente distinta y, con la inversión para el Clausura 2018, América se quedó en el tercer puesto en la lista de las plantillas más caras de la Liga MX, detrás de Tigres que tiene amplia ventaja con un total de 84.3 millones de dólares, seguido de rayados, que en el precio de las cartas de sus futbolistas suma 55.2 millones. Los azulcremas se mantuvieron muy cerca de la Pandilla con 54.9.

Mientras América empleó 7.6 millones de dólares para llevar a cinco jugadores (Jérémy Ménez, Andrés Ibargüen, Emmanuel Aguilera, Henry Martin y Joe Corona), en otros momentos otros clubes han desembolsado más dinero para adquirir un solo jugador y dar un golpe mediático.

Por ejemplo, Andy Delort llegó a Tigres en el 2016 luego de que los felinos pagaran 10.8 millones de dólares al Caen de Francia; Chivas regresó de Europa a Alan Pulido por 10 millones, y Rayados trajo de España a Dorlan Pabón por 8 millones.

Otros elementos por los que se pagó mucho dinero fueron Enner Valencia (Tigres: 6.6 millones); Edgar Méndez (Cruz Azul: 6 millones); Edwin Cardona (Monterrey: 5.2 millones) y Martín Cauteruccio (Cruz Azul: 5 millones)

“América sí gasta, no es que no tenga dinero, lo que sucede es que en esta época del año es complicado negociar jugadores”, dijo Miguel Herrera, DT de las Águilas, club que mantuvo su política de no gastar cantidades fuertes y marcar la pauta en fichajes, como lo hacía en antaño.

Esta semana se espera que el jugador francés y colombiano del América sean presentados en las instalaciones de Coapa. (Con información de Carlos Herrera)