Atenas. El derbi de Atenas entre el Panathinaikos y el Olympiacos fue suspendido, después de ser interrumpido en dos ocasiones por la violencia del público.

Tres camiones de bomberos fueron llamados para extinguir las llamas, mientras los hinchas rebeldes del Panathinaikos prendían fuego en varias secciones de las gradas.

El comienzo de la segunda mitad se retrasó 45 minutos mientras los hinchas se enfrentaban con la policía en una batalla campal y posteriormente el encuentro fue suspendido cuando faltaban nueve minutos para el final con el Olympiacos ganando 1-0 gracias al gol de Djamel Abdoun a los 51 minutos.

Varias bombas molotov explotaron cerca de la cancha, lo que llevó al árbitro Anastasio Kakos a dar la orden de terminar el partido antes de tiempo y sacar a los jugadores del campo de juego.

Veinte oficiales de policía fueron heridos y cerca de 50 personas fueron detenidas, mientras que las autoridades confiscaron 10 bombas molotov, palos, petardos y dos cuchillos, dijo la policía.

El capitán del Panathinaikos, Kostas Katsouranis, aseguró que el futbol griego estaba avergonzado.

"Eso no era futbol. Sin duda es uno de los peores momentos del futbol griego y ni siquiera quiero comentar el partido. Como equipo nos limitaremos a tratar de seguir adelante en los próximos partidos y luchar por un lugar en la clasificación para la Liga de Campeones", dijo Katsouranis.

El entrenador portugués del Panathinaikos, Jesualdo Ferreira, agregó: "Me hubiera gustado hablar de un gran derbi, pero desafortunadamente no puedo porque no fue así, como profesional me siento muy apenado por lo que vi y como persona que ama al Panathinaikos, sin duda no lo entiendo", añadió.

El Panathinaikos, que ya había sido castigado en esta temporada por el comportamiento indisciplinado de sus hinchas y fue obligado a jugar un partido a puertas cerradas, enfrentará una audiencia disciplinaria el martes.

Las reglas de la liga establecen que si un partido es suspendido debido a problemas con el público, las sanciones para el equipo infractor incluyen 0 puntos de ese juego, una multa desde 120,000 euros a 180,000 euros, así como deducción de puntos.