Lisboa. El tenista argentino Juan Martín Del Potro ganó el Abierto de Estoril por primera vez al superar en la final por 6-2 y 6-2 a un errático Fernando Verdasco.

El partido se presentó como un duelo parejo luego de tres quiebres de servicio al comienzo, pero Del Potro, ex número cuatro del mundo y actual número 46 tras perderse gran parte de la temporada pasada por una lesión de muñeca, tomó el control y se llevó el set con un ace.

"Todo salió perfecto. Estoy jugando mejor día a día, torneo a torneo, y me siento listo para ganarle a cualquiera", dijo el ex campeón del Abierto de Estados Unidos.

En el segundo parcial, el argentino usó su potente y preciso drive para frustrar a Verdasco, quien continuó cometiendo errores no forzados y sucumbió en el tercer punto para partido al enviar una pelota afuera.

"Saqué muy bien, estuve muy confiado con mi drive y aproveché todas mis oportunidades", resumió Del Potro.

El espigado argentino venía de eliminar al sueco Robin Soderling, máximo preclasificado, en los cuartos de final y al uruguayo Pablo Cuevas en semis. Ambos triunfos fueron en sets corridos.

El español Verdasco se mostró exhausto después de haber tenido que disputar sus cotejos de cuartos y semifinal el sábado, aunque debió jugar un sólo set en su último encuentro frente al canadiense Milos Raonic, quien se retiró lesionado.

"El (Del Potro) jugó mucho mejor que yo. No tuve muchas ocasiones para ponerlo en problemas, él jugó muy duro y profundo", declaró Verdasco, cuarto cabeza de serie en Estoril.