El Clásico Tapatío se ha rezagado en presencias frente a otras grandes rivalidades del futbol mexicano. Desde el inicio de los torneos cortos, en 1996, se han jugado un total de 58 partidos entre Guadalajara y Atlas, por lo que ya es superado por el Clásico Regio, con 62, y por el Clásico Nacional, con 65.

Este desbalance tiene que ver con la relevancia que han tomado Tigres, Monterrey y América en fases finales, ya que eso les da la oportunidad de jugar más que solo los dos clásicos que tienen programados al año por default.

En ese contexto, el Clásico Tapatío se ha jugado casi la mitad de veces que el Regio y el Nacional en las liguillas de los últimos 25 años, ya que Atlas y Chivas se han topado solo en cuatro ocasiones en fase final, mientras que Tigres y Rayados, así como América y Guadalajara, se han enfrentado en siete series.

El duelo tapatío también tiene la espera más larga para revivirse en una liguilla. Pasaron casi 11 años para que Atlas se volviera a topar con Chivas, entre los cuartos de final del Apertura 2004 y los del Clausura 2015; después de eso, se enfrentaron por última vez en los cuartos del Clausura 2017.

El Clásico Regio, por su parte, esperó ocho años para revivirse en una liguilla, entre las semifinales del Apertura 2005 y los cuartos del Clausura 2013, pero desde entonces hasta 2020, se han enfrentado otras cuatro veces, incluyendo la final de 2017; es el único clásico, junto al Joven entre América y Cruz Azul, que ha sido una final de Liga MX en la historia de los torneos cortos.

En el caso del Clásico Nacional, la espera más larga fue de nueve años, entre las semifinales del Clausura 2007 y los cuartos de final del Clausura 2016. Desde entonces se han enfrentado dos veces más en cuartos de final de Liga MX y una vez en semifinales de Copa MX, siendo el último antecedente en el Guardianes 2020.

El único rubro donde el Clásico Tapatío es superior al Regio y al Nacional es la cantidad de goles anotados y, por tanto, su promedio de goles por partido. Chivas y Atlas han anotado 151 goles en sus 58 enfrentamientos desde 1996, superando los 149 entre Tigres y Rayados y los 133 entre América y Guadalajara.

De esta forma, el promedio de anotaciones por cada Clásico Tapatío es de 2.6, contra un 2.4 del Clásico Regio y un 2.04 del Clásico Nacional.

No obstante, los tres clásicos son superados en goles anotados por el Clásico Joven y el Clásico Capitalino. En los últimos 25 años, Cruz Azul y América se han enfrentado 66 veces con un total de 171 anotaciones, mientras que el Pumas contra América se ha jugado 61 veces con 167 goles.

fredi.figueroa@eleconomista.mx