“Yo creo que todo lo que te de un 1% mejor, que puedas hacer uso de la tecnología, es adecuado. Yo soy médico y me gusta la ciencia, cómo se aplica en el deporte, y cómo se aplica en las diferentes respuestas del cuerpo humano. Lo veo fundamental”, dijo la luchadora y médico cirujano, Jane Valencia, a El Economista.

Cada día son más los deportistas conscientes de la necesidad de contar con un grupo de expertos multidisciplinarios y de rodearse de tecnología para potencializar su rendimiento. De esta manera, es común que contraten a nutriólogos y psicólogos. Ahora, atletas como Diego del Real, cuarto lugar en lanzamiento de martillo en los Juegos de Rio 2016; Tonatiuh López, récord mexicano en los 800 metros o Daniela Velasco, medallista de bronce en los Juegos paralímpicos de Londres; todos ellos clasificados a Tokio 2020 en sus respectivas competencias, también incorporaron a un metodólogo del deporte, quien se encarga de generar un entrenamiento personalizado a través de la integración de cada uno de los especialistas multidisciplinarios.

Daniel Moncayo es el metodólogo encargado de esta tarea, también es el responsable del Alto Rendimiento del Estado de Puebla. Para el especialista, el uso de datos, de monitoreo y medición interna y externa de las cargas de trabajo es imprescindible en el alto rendimiento, prácticas que observa en países de primer mundo como Inglaterra, España, Rusia, Japón, todos ubicados dentro de los once máximos medallistas en los Juegos Olímpicos de verano.

Existen diferentes tecnologías para medir y monitorear la carga (sesión de entrenamiento) externa (la distancia o los tiempos de un atleta) y la interna (lo que sucede dentro del cuerpo). Mientras que la mayoría de los entrenadores comúnmente se queda en la primera parte para evaluar a los atletas, pocos son los que integran la segunda.

Mientras que la mayoría de los entrenadores comúnmente se queda en la primera parte para evaluar a los atletas, pocos son los que integran la segunda.

“Hay demasiada tecnología, alguna cara, alguna muy económica, y el grado de efectividad y de fidelidad va variando, pero incluso hay aplicaciones gratis que te ayudan. El problema aquí es que no se quiere hacer por ignorancia, porque no tienen ganas o porque la mayoría de los entrenadores siguen siendo empíricos y se sienten un poco inseguros usando las nuevas tecnologías (...) también por falta de presupuesto o porque no saben cómo interpretar esta información”.

En cambio, el creciente interés de los entrenadores, especialistas y deportistas por cada vez ir más a la vanguardia de la ciencia y tecnología aplicada al deporte ha permitido la diversificación de las escuelas especializadas.

“Antes sólo existía la ENED o la SEP, hoy existe demasiada oferta y demanda en las ciencias aplicadas al deporte, la gente cada vez más, mínimo, tiene la licenciatura. El problema que creo que existe es el egocentrismo, muchos de nosotros no hemos aprendido a trabajar en equipo y al final la única forma de alcanzar el éxito en el alto rendimiento es conformar un equipo multidisciplinario, que convivan y trabajen en un mismo objetivo, que es el resultado”.

Ciencia en la recuperación de lesiones

“Definitivamente la parte de la terapia física ha evolucionado de una manera increíble, antes a lo mejor era un poco más difícil sacarte de una lesión, ahora con la tecnología, con los nuevos cambios, ya es mucho más fácil, mucho más rápido, también detectarse una lesión es mucho más fácil”, comentó la clavadista Carolina Mendoza.

El Dr. Kethzel García Padrón, Médico Especialista en Medicina de la Actividad Física y el Deporte, compartió con El Economista que, desde su punto de vista, México se encuentra en un buen lugar en el estudio de la detección y tratamiento de las lesiones de los deportistas, pese a que países como Estados Unidos o Australia llevan la batuta en esa área.

“Tenemos un excelente ímpetu por la actualización y la vanguardia para poder estar al servicio de todos estos atletas. Conforme nosotros hemos viajado con nuestros deportistas, estamos expuestos a todo este tipo de estímulos, de información, y nos reta a seguir mejorando año con año para poder estar al frente, a la vanguardia, actualizados para poder seguir ofreciendo mejores herramientas para facilitar el rendimiento de nuestros atletas”.

El especialista indicó que, desde los factores intrínsecos en la generación de lesiones, los patrones saludables del movimiento se deben nutrir y evitar transpolar patrones aberrantes de movimiento al deporte de alto rendimiento. Para ello es  importante hacer una “excelente” evaluación funcional en relación a algunos ejercicios con pruebas en las que se aplica desde la experiencia del médico, así como ciertas herramientas tecnológicas.

“Desde la parte clínica, hay ciertas pruebas que hay que desarrollar y ejecutar con cierta experiencia, sin embargo, también hay tecnología que nos ayuda en lo que es el análisis de movimiento, que son los sensores que se ponen alrededor de nuestro cuerpo y a través de la computadora representa gráficos  que nos ayudan a medir ciertos desbalances, rotaciones, compensaciones musculares, a partir de las cuales desarrollar un plan de trabajo que nos ayude a modificar este patrón de movimiento que puede mejorar”.

Después de esto la metodología se encarga de aumentar las capacidades de rendimiento de un atleta.

¿Qué herramientas ayudan a prolongar la carrera de un deportista?

“El ejercicio terapéutico es una excelente herramienta que ayuda a prolongar este tipo de aspectos porque trabaja sobre la reestructuración del sistema nervioso y sobre una adecuada calidad de movimiento (...) también está el grupo multidisciplinario, la nutrición es muy importante (...) la suplementación es uno de los elementos que más ayuda a prolongar la vida del atleta, una excelente planificación por medio de la metodología de entrenamiento y la psicología del deporte. Cuando nosotros tenemos todas esas herramientas conectadas, realmente trabajamos sobre una evolución, sobre un macrociclo de vida bastante favorable para ese atleta”.

Las instituciones públicas, como la misma Conade, empiezan a incorporar nuevas herramientas para poder brindar la mejor preparación posible a sus atletas. En mayo de 2021, la dependencia inauguró el Centro Nacional de Terapia Física y Rehabilitación en el CNAR. De acuerdo a sus titulares, este espacio integra los elementos de una sede médico-deportiva de clase mundial, cuenta con áreas de morfofuncional, nutrición, quiropráctica, consulta, recuperación, aparatología, rehabilitación funcional con cancha completa con pasto de diferentes texturas, aparatos de gimnasio apropiados para terapia, entre otros.

¿Cómo aplican los deportistas mexicanos la medición, ciencia y tecnología?

Mido desde mis horas de sueño, lo que como, hasta las horas que paso con mi familia, con mis amigas. (...) Todo se puede medir y creo que para ser un buen atleta tienes que integrar todos los aspectos de tu vida: lo psicológico, social, alimentación, recuperación, todo es importante que estés al 100%”.

Paola Morán, atleta de 400 metros.

Es una preparación más específica para mí. (...) Todo es modificado a mí. Trabajamos con petos electrónicos, con esas luces que hacen que tu cerebro reaccione un poquito más rápido e influye la táctica y la estrategia”.

Briseida Acosta, taekwondoína.

Tenemos las pruebas de resistencia (en las que) que nos ponen el pulsómetro y vamos incrementando más la resistencia, puede ser en aparatos como la bicicleta y ver cómo va evolucionando nuestro rendimiento. Tenemos pruebas de reacción neurofuncional, con luces y aparatos diferentes”.

Jane Valencia, luchadora olímpica.

fernanda.vazquez@eleconomista.mx