La Fórmula 1 amplió su contrato con el Gran Premio de China y se mantendrá en Shanghái hasta el 2025. El campeonato mundial hizo su debut en China en el Circuito Internacional de Shanghái en 2004, con Rubens Barrichello ganando la carrera inaugural de Ferrari. Y aunque las luchas globales en curso con la pandemia significan que el GP de China no formará parte del calendario récord de 23 carreras del próximo año, la F1 tiene como objetivo regresar al país lo antes posible, habiendo corrido por última vez ahí en 2019, cuando la F1 celebró su carrera número 1000.

“Nuestra asociación con el promotor Juss Sports es increíblemente sólida y esperamos continuar a largo plazo. Si bien todos estamos decepcionados de que no pudimos incluir a China en el calendario de 2022 debido a las condiciones de la pandemia en curso, China volverá al calendario tan pronto como las condiciones lo permitan", dijo el presidente y director ejecutivo de la Fórmula 1, Stefano Domenicali.

Actualmente, la Fórmula 1 se encuentra en un proceso de cambios estructurales y competitivos. Fórmula 1 Group que gestiona a la mayor competición de automovilismo mundial registró ganancias de 68 millones de dólares en el tercer trimestre frente a 92 millones de números rojos del mismo período del año pasado. 

El grupo sumó 78 millones de beneficios en los primeros seis meses frente a unas pérdidas de 543 millones de dólares del mismo período del año anterior. En cuanto a ingresos, en el segundo trimestre del año, Fórmula 1 registró 501 millones de dólares, frente a los tan sólo 24 millones de dólares del mismo período del año pasado, a causa del golpe de la pandemia en el sector deportivo.

deportes@eleconomista.mx