El Athletic de Bilbao avanzó a la final de la Copa del Rey tras superar 6-2 (8-3 global) al Mirandés y frenar en seco la sorprendente marcha del equipo de tercera división en el futbol español que antes había eliminado al Zaragoza y el Espanyol de Barcelona.

El juego fue desequilibrado, con los de Bilbao mandando desde el primer instante ante los héroes del Mirandés que ya pudieron serlo más, cayendo de forma clara ante el primer finalista que irá por el trofeo que el Real Madrid ganó hace un año.

Goles de Iker Muniain, Markel Susaeta y Jon Aurtenetxe pusieron al equipo dirigido por el técnico argentino Marcelo Bielsa con ventaja 3-0 antes de los 22 minutos en el choque de vuelta de la eliminatoria, ante un Mirandés que se vio desbordado en su primera visita al Estadio San Mamés.

Fernando Llorente marcó dos veces en el segundo tiempo, mientras que los visitantes lograron descontar con un par de goles de Aitor Blanco.

Tras redondear un 8-3 en el marcador global, el Bilbao aseguró disputar su final número 36 contra el ganador del otro cruce de semifinales entre Barcelona y Valencia.

El duelo será en el estadio del Barsa, que la semana pasada sacó un empate 1-1 en la cancha del Valencia. El duelo pinta equilibrado y el Barcelona buscará dar una actuación convincente para el partido de hoy.