El Barcelona estrenará en la siguiente temporada una nueva piel. En la playera titular la presencia del color azul marino es notable y sólo presenta una franja grana en el centro, mientras que la casaca de visitante fusiona el naranja, en la parte alta, y el amarillo, en la baja.

Nike, la marca que viste a los culés, revolucionó la camiseta apartándola de la tradición y sacándole las rayas verticales, como ha sucedido en otras temporadas, como la conmemorativa del centenario.

Otra modificación son los materiales que las camisetas utilizan. Por cada equipación se han destinado 13 botellas recicladas de plástico.

El Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (MACBA) fue el escenario de la puesta en escena de la nueva piel, acto en el que también se ha conocido el resto de material que utilizará la entidad tanto para la competición como para el entrenamiento, así como la vestimenta de paseo, todas ellas por segundo año con el doble patrocinio de Qatar Foundation (en la parte anterior) y Unicef (en la posterior).

En el acto de presentación, el presidente del club, Sandro Rosell, informó que, según las proyecciones de venta de la firma, por segundo año consecutivo la camiseta del Barcelona será la más vendida en el mundo en el apartado de equipación deportiva.