Cuando la bielorrusa Victoria Azarenka consiguió ayer el título en Doha al imponerse a la australiana Samantha Stosur por 6-1y 6-2, su primer torneo tras posicionarse como la número uno del mundo del tenis femenil, seguramente agradeció a la eslovaca Daniela Hantuchova.

Hace un año, Hantuchova había sido la triunfadora del Qatar Open donde se había impuesto a una poco motivada Azarenka quien, tras su derrota, pensó en dejar el tenis para siempre por la falta de confianza.

Había perdido la pasión. Le dije a mi mamá ‘ya no quiero jugar más’ y ella sólo comentó que probablemente estaba cansada, ‘me pidió que sólo fuera a casa a ver’ .

Pero en lugar de dejarlo todo, Azarenka prefirió seguir adelante, devolverse el ánimo y la pasión que amenazaban con desaparecer y tuvo en el 2011 una de sus mejores temporadas, con 55 partidos ganados de los 72 que disputó ese año y logró ubicarse en el número tres del ranking mundial.

Tras lograr mejorar con su coach Sam Sumyk regresó en el 2012 para ganar el Abierto Australiano y, tras haber conquistado ese torneo y previamente el de Sydney, se convirtió en la número uno del ranking mundial de la WTA.

No es para menos, luego de la victoria de ayer Azarenka -ganadora de 11 títulos- sumó su éxito consecutivo 17 de la temporada, lo que la deja a una de la rusa Maria Sharapova, quien tuvo 18 en el 2008, y a cuatro de la estadounidense Serena Williams, quien en el 2003 dominó 21 duelos seguidos.

Federer gana en Rotterdam

Roger Federer, tercero en el ranking mundial, ganó el torneo de Rotterdam al vencer en la final a Juan Martín del Potro por 6-1 y 6-4. (Con información de AFP)