Las semifinales del Abierto de Australia vivirán el clásico entre el suizo Roger Federer y el español Rafael Nadal, tras sus respectivas victorias ante el británico Andy Murray y el búlgaro Grigor Dimitrov.

Las semifinales de Melbourne acogerán un duelo entre dos viejos conocidos, Nadal y Federer, que jugarán por undécima vez en un Grand Slam.

Nadal eliminó a Dimitrov, por 3-6, 7-6 (3), 7-6 (7) y 6-2, y Federer ganó a Murray por 6-3, 6-4, 6-7 (6/8) y 6-3.

Ambos volverán a medirse mañana, con 32 duelos ya en su historial, sabiendo que Rafa ha ganado 22 de ellos; y los dos que disputaron en Australia en la final del 2009 y en las semifinales del 2012 cuando Nadal se impuso en ambas y en los que Roger terminó llorando.

Pero este Federer, de 32 años, hará lo imposible por dejar su marca en la historia del tenis, en la cual ya ha ganado 17 títulos grandes, cuatro de ellos en Australia.

Será un gran partido, duro y complicado , dijo al referirse al duelo contra Nadal. Él ha hecho una increíble gran vuelta el pasado año. Veremos cómo sale , dijo el suizo.

Nadal tendrá que lidiar con sus problemas en la mano izquierda, que permanece vendada para proteger la llaga que tiene abierta en la palma. Estoy listo para resistir , dijo el manacorí.