Las lesiones son una razón poderosa para cancelar el torneo Clausura 2020. En el caso del futbol, el riesgo de incidencia puede aumentar si se regresa a la competencia sin la preparación suficiente o al sobrecargar físicamente a los jugadores con múltiples partidos a la semana y en un periodo corto de recuperación. En su regreso, la Bundesliga vio caer lesionados a 8 jugadores.

Según declaraciones del director deportivo de Pachuca, Marco Garcés, a ESPN, una de las principales preocupaciones dentro del club (de reanudarse el torneo) es el riesgo físico que conlleva no tener un periodo de pretemporada adecuado: “imagina el costo financiero de tener tantos lesionados en algún momento” señaló.

En entrevista para El Economista, David de los Santos, fisioterapeuta del club Puebla, expresó que sería necesaria una pretemporada antes de reanudarse cualquier competencia.

“Si no se trabaja bien la parte física por lo menos dos semanas o tres, van a ser un poco más propensos a las lesiones, igual tienen que ganar esa parte aeróbica que se pierde, no se puede recuperar en una semana o dos el trabajo aeróbico que se perdió en dos o tres meses de estar parados”.

Los futbolistas han estado en pausa de su carga física cotidiana desde hace dos meses, es por ello que Sebastián Fassi, portero del club León, opinó: “Para que se reanude la liga va a ser obligatorio un periodo de adaptación más estricto y meticuloso que una pretemporada, porque si bien ésta la encaras con máximo dos o tres semanas de no hacer nada, ahora la vas a encarar con dos o tres meses sin hacer nada”.

Enrique Sanz, preparador físico de Pumas, puntualizó que será de suma importancia el periodo corto que se les otorgue a los jugadores para prepararse antes de reiniciar los torneos.

“Que se acostumbren nuevamente a golpear el balón, a acelerar, hacer sprints, será importante en la prevención de lesiones”.

En México la liga quedó suspendida en marzo en la jornada 10, entre las opciones de reanudación que se han planteado en medios de comunicación están partidos en jornadas dobles para las siete fechas restantes y liguilla e incluso la opción de dar una semana de descanso entre el Clausura y el Apertura.

Sanz indicó que se requiere un periodo de recuperación mínimo de 72 horas entre partidos para evitar que el riesgo de lesión se eleve considerablemente y la rotación de más futbolistas en caso de exigirles jugar en intervalos más cortos.

“Al jugar antes de las 72 horas, el riesgo se incrementa más porque la fatiga acumulada es mayor y los jugadores no son capaces de recuperarse”.

En la inactividad, los clubes se adaptaron a trabajar vía remota con sus futbolistas. En Pumas los especialistas elaboraron un plan de trabajo y se encuentran en comunicación con los jugadores para monitorear y evaluar el trabajo individual con la escala de borg, una medida cuantitativa del esfuerzo percibido durante la actividad física; incluso el gimnasio con el que cuentan en cantera fue desmontado para que los jugadores lo llevaran a casa “además muchos de ellos tienen caminadoras y otros se han hecho con ellas, lo cual muestra un compromiso importante con el trabajo durante estas semanas”, indicó Sanz.

Lo mismo ocurrió en club León. Fassi indicó que algunos aparatos de fisioterapia fueron prestados a los jugadores y quienes acuden a las instalaciones siguen todas las medidas sanitarias. El guardameta considera que si bien llevará más tiempo de lo planeado en un inicio el acondicionarse al ritmo de juego, se encuentra optimista de reanudar las actividades lo antes posible.

—Psicológicamente ¿Las inquietudes a causa de la pandemia pueden afectar el desempeño físico?

De los Santos indicó: “se trabaja mucho con esta parte psicológica, está demostrado que si de la cabeza no estás bien, obviamente, lo demás no va a funcionar, así estés físicamente sin lesiones para jugar, no vas a tener un rendimiento óptimo”.

—¿Cuáles serían los protocolos en el futbol mexicano una vez que se retomen las actividades?

“Sabemos que se va a entrenar con grupos pequeños, que la distancia social va a ser muy importante, que el contacto que se tiene previo a lo que es la práctica de entrenamiento se tiene que reducir al mínimo. Se manejan varias opciones: que los jugadores vengan directamente de sus domicilios con coche para entrenar, que haya espacios separados para los jugadores, lógicamente las pruebas van a ser muy importantes y esa va a ser la línea a grupos reducidos, distancia social, test, protocolo de desinfección”.

Otras razones de cancelación del torneo

Ajustar los dos torneos en lo que resta del año. Es decir, reanudar el Clausura 2020 afectaría el calendario y operación del torneo Apertura, pues éste suele comenzar en julio.

Los costos de operación se elevarán en cualquiera de los escenarios: reanudar en una sola sede implica gastos extra de hospedaje y alimentación, además del costeo de pruebas de Covid-19 para jugadores y personal involucrado.

La situación contractual con futbolistas sería más clara. Si se cancela la campaña actual, los acuerdos contractuales no se alterarían y los clubes pueden planificar estrategias de transferencia en este nuevo escenario al que nos acercamos.

Es también imposible eliminar el riesgo de contagio a corto plazo, pese a que algunos Estados han podido controlar los casos de nuevos contagios por Covid-19. Reanudar no sólo implica riesgo de contagio para jugadores, sino para operadores de transmisiones de TV, staff de los estadios, de la liga, etcétera y cualquier protocolo no considera erradicar el riesgo de contagio al 100%.

De jugar jornadas dobles, la audiencia de televisión es más baja entre semana.

¿Cuándo pararon actividades las Big Five leagues de Europa?

Serie A

9 marzo

Liga Santander

12 marzo

MLS

12 marzo

Ligue 1

13 marzo / se dio por terminada el 28 de abril

Premier League

19 marzo

Bundesliga

31 marzo / reanudó el 16 de mayo

Liga MX

15 marzo

  • 7 partidos faltan para terminar la temporada regular del Clausura 2020
  • 6 partidos es la máxima cantidad que un equipo juega en Liguilla
  • 23 encuentros suele ser el máximo de partidos que podría tener un equipo durante una temporada de la Liga MX
  • 46 encuentros es el máximo de partidos en un año de Liga MX
  • 36 jornadas faltarían jugarse en los 7 meses que quedan del año

[email protected]