Alex Rodríguez ha conectado su mejor hit fuera del diamante. El ex pelotero de los Yankees y Rangers ha concretado uno de sus más grandes y ambiciosos sueños: ser propietario de un equipo deportivo, algo que se le negó en septiembre de 2020 cuando Steve Cohen le ganó la compra de los Mets (MLB) pero que se ha cerrado en abril de 2021 con la adquisición de los Minnesota Timberwolves, de la NBA.

Con 45 años de edad y a casi un lustro de su retiro (agosto de 2016), Rodríguez compró a los Timberwolves junto al empresario Marc Lore, de 49 años, en una negociación tasada en casi 1,500 millones de dólares, de acuerdo con la valoración del equipo hecha por Forbes y también con reportes de ESPN.

“Las oportunidades te llegan cuando tienes los ojos bien abiertos y eres paciente”, dijo Alex en una conferencia universitaria sobre beisbol y negocios en el Instituto Tecnológico de Masachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), el pasado 9 de abril. Es una frase que ha concretado dentro y fuera del beisbol.

De acuerdo con Celebrity Net Worth, Alex Rodríguez es el pelotero con mayores ingresos en la historia, con un patrimonio actual de 350 millones de dólares, aunque llegó a ganar 441 millones solo por concepto de salario en sus 22 años de trayectoria en Grandes Ligas.

El ex pelotero creó su propia empresa, A-Rod Corp, en 2003, que actualmente emplea a más de 500 personas y administra más de 21,000 apartamentos en 13 entidades de EU.

Además, fundó Newport Property Construction en 2008, una empresa con la que ha producido más de 1,500 millones de dólares en propiedades residenciales y comerciales. En 2012 agregó otra empresa inmobiliaria: Monument Capital Management, con más de 700 millones de dólares en activos, de acuerdo con Forbes.

Su carrera transcurrió entre los Seattle Mariners, Texas Rangers y New York Yankees, ganando una Serie Mundial y tres premios MVP, además de ser el segundo con más jonrones y hits en MLB con 696 y 3,115, respectivamente, solo detrás de Hank Aaron (755 y 3,771).

Nacido en Manhattan, pero de ascendencia dominicana, luchó por adquirir a los Mets de Nueva York en septiembre pasado, aunque al final el empresario Cohen se quedó con esta franquicia por alrededor de 2,420 millones de dólares, un récord en la historia de la MLB.

Según reportes de ESPN y AS, la adquisición de los Timberwolves se dio el 10 de abril con una ventana de negociación que durará 30 días ante Glen Taylor, el dueño del equipo desde 1994. De concretarse, Rodríguez y su socio Lore se repartirán la propiedad a 50% cada uno a partir de 2023, cuando Taylor, de 79 años, se haga a un lado.

“El propietario del club, Glen Taylor, ha firmado una carta de intención exclusiva con respecto a la compra de los Minnesota Timberwolves y los Lynx (WNBA) por parte de Marc Lore y Alex Rodríguez”, informó el club en un comunicado.

Glen Taylor puso al equipo en venta en 2020 y aseguró que solo escucharía ofertas de quienes tengan planeado mantener al equipo en Minnesota, por lo que esa sería su intención al venderlo a Rodríguez y Lore. Los Timberwolves fueron fundados en 1989 y marcaron el regreso de un equipo de NBA a dicha ciudad desde 1960.

Además, de acuerdo con un portavoz de Minneapolis consultado por Star Tribune, si los Timberwolves rompen el contrato de arrendamiento para jugar en el Target Center de Minnesota tendrían que pagar 50 millones de dólares, ya que el documento está signado hasta la temporada 2035.

Los Timberwolves fueron adquiridos por Taylor en 1994 por un precio de entre 88 y 90 millones de dólares, y actualmente, según la valoración de Forbes 2021, cuestan 1,400 millones, siendo el tercer equipo más barato de la NBA solo por encima de los Memphis Grizzlies (1,300) y los New Orleans Pelicans (1,350).

Deportivamente, nunca han ganado un campeonato de NBA y su única aparición en playoffs fue en 2004; en la temporada actual se ubican en el último lugar de la Conferencia Oeste con un récord de 40 derrotas por 13 triunfos, por lo que Glen Taylor, el aún dueño, confía en el impulso que podrían dar Alex Rodríguez y Marc Lore: “Me gusta que ambos sean personalidades muy, muy competitivas”.

deportes@eleconomista.mx