La marca deportiva alemana Adidas, el mayor patrocinador de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), sumida en una serie de escándalos de corrupción, decidió terminar su colaboración con la organización, publicó la BBC este domingo.

Según la BBC, la decisión de Adidas está directamente relacionada con el escándalo de casos de dopaje encubiertos, que motivaron que en noviembre se suspendiera a la Federación Rusa de Atletismo.

NOTICIA: La otra IAAF: nepotismo, corrupción y extorsión

Este mes se conoció la segunda parte del informe de la comisión independiente de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), que determinó que la corrupción era "parte integrante" de la IAAF y que no pudieron cometerse las irregularidades sin el conocimiento de sus dirigentes de aquel momento, especialmente el expresidente de la IAAF Lamine Diack.

Según pudo saber la BBC, Adidas considera que lo ocurrido constituye un motivo para quebrar el acuerdo con la IAAF.

NOTICIA: Después de la FIFA y la IAAF, ¿qué federación sigue?

El patrocinio de once años fue firmado en el 2008 y debía extenderse hasta el 2019. En el momento de la firma se estimó que la cifra del mismo alcanzada los 33 millones de dólares, aunque la BBC, citando fuentes anónimas, eleva la cantidad hasta los 8 millones de dólares anuales.

Según esa estimación, la IAAF dejaría de ganar 30 millones de dólares en los próximos cuatro años.

NOTICIA: La IAAF no encubrió dopajes: Coe

La ruptura con Adidas traería un nuevo quebradero de cabeza al nuevo presidente de la IAAF, Sebastian Coe, en un momento clave para el primer deporte olímpico, con los Juegos Olímpicos de Rio muy cerca.

Altos dirigentes de Adidas habían mostrado su preocupación sobre el gigantesco escándalo de corrupción que golpea al fútbol y a la FIFA, donde la marca alemana también es uno de los principales patrocinadores.

abr