Primera semana de diciembre y la actividad off road no se detiene en México. Diferentes rutas y clubes de entusiastas lo confirman pero es el Circuito Nacional Off Road el que marca la pauta del calendario anual. Casi para cerrar los eventos de este 2021 el equipo de Bosco´s Camp organizó una exploración en la playa, rodeada del sol, mar y enormes dunas de arena. Gracias a la popularidad de esta ruta es que se dividió en tres fines de semana y poco más de 45 vehículos participantes.

Hasta el golfo 

Fue el pasado 4 de diciembre cuando se celebró la segunda de las tres jornadas en Veracruz. Los participantes provenientes de diferentes estados de la república mexicana como Michoacán, Puebla, Ciudad de México, Estado de México, Guadalajara, entre otros. El punto de reunión fue el hotel Camino Real de Boca del Río, sede del evento y en el que tanto staff como tripulaciones pasaron la noche anterior para iniciar muy temprano el sábado.

A la par del desayuno que tomaron los participantes, los miembros del grupo organizador llevaron la obligada revisión técnica de todos los vehículos pues, como en otras ocasiones, la lejanía en la que se llevarían a cabo la pruebas requirió minimizar el riesgo de alguna falla.

Foto EE: Cortesía

Alistados

Fueron en 15 vehículos de los entusiastas más los 4 que ocupa el equipo de Bosco's Camp, entre líder, barredora, intermedio y apoyo. En punto de las 8 de la mañana la caravana salió con rumbo al Malecón del Puerto de Veracruz para luego tomar carretera y seguir hacia Poza Rica para continuar hacia la desviación de Las Dunas, que se encuentran en el municipio de Úrsulo Galván y muy cercanas a Playa Chachalacas.

Fue justamente en la zona conocida como Desierto de Veracruz en donde vehículos como Jeep TJ, JK, JL, JT Pick Up, este último con la certificación “Desert Rated” y un equipamiento especial como la suspensión Fox Racing Performance con una altitud extra de 2.5” y ByPass externo, circularon poco más de 50 kilómetros entre pavimento y arena para completar la segunda jornada.

Foto EE: Cortesía

Arena y mucha humedad

Los desafíos que se presentaron en el día estuvieron un clima de 38 grados centígrados, reservas de agua limitadas y la confianza de estar dirigidos por el sistema de navegación GPS del vehículo líder conducido por Juan Bosco, que fue la única herramienta que dio posición a los participantes en medio de dunas de arena.

Entre los ejercicios estuvieron el ascenso y descenso de pendientes con 45 grados de inclinación, el paso por trampas de arena, saltos en los cambios repentinos de nivel así como el cruce de río. En algunos casos fue necesario rescatar a los participantes atrapados en los bancos de arena y para ello se utilizó el Jeep JL de apoyo que contó con winch con el que fue suficiente para remolcar a las unidades atascadas.

Foto EE: Cortesía

Recreo

Después de completar cada uno de los ejercicios los participantes pudieron practicar diferentes actividades recreativas como sandboard o nadar en el mar para terminar con una fogata y disfrutar de la noche.

marcos.martinez@eleconomista.mx

kg