Google y Facebook, dos de las empresas tecnológicas más grandes del mundo se encuentran bajo el ojo y el escrutinio de muchos críticos, que señalan la responsabilidad de ambas compañías en la difusión de noticias falsas. Incluso hubo señalamientos directos sobre la influencia que pudieron tener las informaciones difundidas en el resultado de las elecciones en Estados Unidos, en las que triunfó Donald Trump.

El lunes 21 de noviembre, ambas empresas se pronunciaron al respecto y anunciaron que para combatir la dispersión de este tipo de información se centrarán en las fuentes de ingreso de los sitios que difunden. Una decisión acertada, sin embargo aún no se ha analizado las repercusiones que tuvieron en la campaña. Según una encuesta del centro de investigaciones Pew, 44% de los estadounidenses usan Facebook como una fuente de noticias, lo que convierte a la información difundida en la red social en un factor de la formación de la opinión pública.

Según el diario estadounidense, The Washington Post, Paul Horner, ganó 10,000 dólares en un mes durante la campaña electoral en Estados Unidos gracias a la difusión de noticias apócrifas en Facebook. El mismo Horner declaró al rotativo que Trump le debe la presidencia por la información divulgada. Algunas de las notas de Horner fueron difundidas por gente cercana a Trump, como el hijo del magnate, Eric Trump y el ex jefe de campaña del candidato, Corey Lewandowski.

En un mundo donde las redes sociales y buscadores que priorizan el clic y están controladas por algoritmos, este tipo de noticias se llevan la mayor parte de la audiencia. El creador de Facebook, Mark Zuckerberg, afirmó en un post publicado en su red social, que están trabajando en la solución al problema y evitar que se filtre información falsa pero que para hacerlo se requiere mucho trabajo para hacerlo con cuidado de manera que no se interfiera con la libertad de publicar información que tenga una idea correcta pero se pierdan detalles en el proceso. Zuckerberg además dijo que la mayor parte de la información que se lee en Facebook es auténtica.

Según un artículo publicado en la revista Wired, dos trabajadores de la red social, que no revelaron sus nombres, contradijeron que la mayoría de la información filtrada por el algoritmo sea verdadera, incluso afirmaron que es más probable que se vuelva popular en Facebook si no lo es.

Para Horner el éxito de sus publicaciones depende directamente de que la gente no verifica nada en redes sociales. Según el diario The Wall Street Journal se ha iniciado una campaña en escuelas de Estados Unidos para dotar a los estudiantes de una nueva aptitud conocida como alfabetización mediática, sin duda algo que requiere la sociedad, como lo probó un estudio de una prestigiosa universidad estadounidense. En el estudio de la Universidad de Stanford difundido el martes 22 de noviembre, se descubrió que los adolescentes no pueden distinguir la veracidad de lo que leen en internet. El estudio tuvo como muestras a 7,804 estudiantes, de los cuales 82% no pudo distinguir entre contenidos patrocinados e historias periodísticas reales.

El estudio de Stanford además reveló que los estudiantes juzgan la credibilidad de un tuit ‘noticioso’ basado en qué tantos detalles contiene o si tiene una buena foto adjunta, y no en la fuente. Lo que le da una ventaja a difusores de contenido como el de Paul Horner, cuando una de sus noticias sobre los seguidores de Hillary Clinton contenía la captura de pantalla de un anuncio que él mismo colocó en el popular sitio Craiglist.com, en el que anunciaba de 3,000 a 3,500 dólares por ir a sabotear los mítines de Trump.

Otro de los hallazgos del estudio de Stanford es que casi cuatro de diez estudiantes de educación media creen, basándose en el título, que una foto de unas margaritas deformes es evidencia creíble de las condiciones tóxicas cerca de la planta nuclear Fukushima en Japón. Incluso si la foto no contienen una fuente o alguna referencia de la ubicación de la foto.

En México sitios de noticias apócrifas como El Deforma han ganado popularidad, sobre todo cuando medios de noticias reputados han republicado información falsa como verdadera. En mayo de este año, El Deforma alcanzó, con 1.4 millones, el primer lugar en visitantes únicos desde computadoras y laptops, según el ranking de medios digitales elaborado por El Economista.

Esta situación impone un reto de suma importancia para que las organizaciones de noticias, la sociedad civil y las compañías de tecnología redoblen sus esfuerzos para ayudar a reducir el ruido informativo al que estamos expuestos día con día y que nos han generado este panorama actual.