Intelectuales, periodistas y politólogos encabezados por el escritor y político Mario Vargas Llosa, inauguraron este domingo el Foro internacional “Desafíos a la Libertad en el Siglo XXI” organizado por la Fundación Internacional para la Libertad, presidida por Vargas Llosa y la Universidad de Guadalajara, con la intención de debatir los problemas a los que se enfrenta la democracia en el continente.

En el discurso inaugural, el Premio Nobel de Literatura 2010, Mario Vargas Llosa afirmó que el populismo ha afectado y empobrecido a los países latinoamericanos y puso como ejemplo el caso de Venezuela en el que el régimen de Hugo Chávez, quien llegó al poder mediante la vía democrática se convirtió en un gobierno que llevó al país a la destrucción.

“Con políticas como las de Venezuela no se conduce un país a la prosperidad y a la justicia, sino que se le empuja al abismo y a la autodestrucción. Es evidente que el pragmatismo generoso e idealista puede muchas veces, en la mayor parte de las veces, ser contraproducente y aumentar los problemas que se quieren resolver”, dijo.

“Los venezolanos se mueren de hambre, no hay comida, no hay medicina, no hay electricidad, no hay divisas, y por lo menos, tres millones y medio y hasta cuatro millones han tenido que huir de su país a pie, en busca de la supervivencia en países vecinos”, agregó.

Vargas Llosa quien ha sido crítico con los gobiernos de izquierda en América Latina, destacó que la corrupción es otro de los males que ha afectado la libertad y la democracia en los países de la región que se han liberado de las dictaduras que caracterizaron a la década de los años 70.

Vargas Llosa aseguró que los demócratas y liberales están obligados a combatir la corrupción y enfrentar el populismo y toda corriente que pueda llevar a un país al borde de una crisis.

En la primera mesa de diálogo titulada “La desilusión liberal: comprendiendo el descontento con la democracia”, el historiador Enrique Krauze afirmó que los escenarios democráticos no han sido favorables en los países de América Latina con la irrupción de los fundamentalismos religiosos y, posteriormente, con la aparición de regímenes populistas de izquierda y derecha que utilizan a la democracia para acabar con las libertades. 

En la mesa participaron además el académico y periodista, Héctor Aguilar Camín; la investigadora del CIDE, Ana Laura Magaloni; la directora general de la organización “México, ¿Cómo vamos?”, Valeria Moy; el ensayista y narrador Guillermo Sheridan, y el académico y ex consejero ciudadano del Instituto Federal Electoral, José Woldenberg.

(Con información de la Universidad de Guadalajara).