Un escandaloso total de 1.3 millones de personas mueren al año y más de 50 millones quedan con alguna lesión alrededor del mundo a causa de los accidentes viales, lo que ha sido calificado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), como una crisis humanitaria mundial.

Ante este panorama, en fechas recientes se lanzó de manera oficial en la sede de la ONU, ubicada en Nueva York, el Fondo Fiduciario de Seguridad Vial de las Naciones Unidas. La Federación Internacional del Automóvil dio cuenta del establecimiento de este fondo que ayudará a aumentar el apoyo político y la financiación para la seguridad vial mundial.

El presidente de la organización, Jean Todt, quien también se desempeña como enviado especial del secretario general de las Naciones Unidas para la Seguridad Vial, aseguró que millones de vidas están en juego y el lanzamiento del fondo es un gran paso adelante. Ahora es urgente movilizar recursos financieros, por lo que exhortó a todos los interesados, los Estados Miembros de las Naciones Unidas y los asociados a que contribuyan a este fondo.

La iniciativa fue establecida por el secretario general de la organización a petición de los estados miembros y se calcula que por cada aportación de 1,500 dólares se podrá salvar una vida, prevenir 10 lesiones de gravedad y ahorrar 51,000 dólares en gastos de seguridad vial

El fondo prevé apoyar medidas que se ajusten a los cinco pilares del Plan Mundial para el Decenio de Acción para la Seguridad Vial.

  • Fortalecimiento de la capacidad de gestión de la seguridad vial.
  • Mejora de la seguridad de las infraestructuras viarias y de las redes de transporte en general.
  • Aumento de la seguridad de los vehículos.
  • Mejora del comportamiento de los usuarios de la carretera.
  • Mejor cuidado después de un accidente.

México no ha hecho su parte

De acuerdo con información de asociaciones como: El Poder del Consumidor, Transita Seguro, México Previene, Reflexiona con Responsabilidad y la Alianza Nacional por la Seguridad Vial, nuestro país no ha hecho lo suficiente para alcanzar las metas planteadas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible y reducir a la mitad las muertes y lesiones por accidentes viales al 2020.

Al día de hoy no se cuenta con la Ley General de Seguridad Vial y la norma de dispositivos de seguridad vehicular (NOM-194) tiene más de 20 años de atraso, con grandes concesiones para la industria automotriz establecida en México, por lo cual, dicha norma no tendrá ningún efecto para mejorar la seguridad vial en el periodo en el que México se comprometió con el Decenio de Acción para la Seguridad Vial a través de su Estrategia Nacional de Seguridad Vial 2011-2020, explican.

Por ello, hicieron un llamado a la Secretaría de Economía para que convoque a la revisión de la NOM-194 para actualizarla de acuerdo a los estándares mínimos de seguridad que recomienda la ONU.

A su vez, se pide a la Cámara de Diputados votar antes del 30 de abril la Ley General de Seguridad Vial, que cuenta con el consenso de todos los partidos políticos. Se estima que las lesiones y muertes viales tienen un costo de 1.85 billones de dólares en el mundo, mientras que, para México, de acuerdo con la última actualización disponible del Banco Interamericano de Desarrollo, en el 2013 los costos por los accidentes viales oscilaron entre el 1.8 y el 3.5% del Producto Interno Bruto.

[email protected]