Isaac Hernández, primer bailarín del English National Ballet y ganador en el 2018 del Benois de la Danse, el galardón de mayor prestigio para la disciplina en el mundo, publicó en mayo pasado la noticia de que el espectáculo Despertares y la plataforma de formación de nuevos talentos, Despertares Impulsa, no podrían tener continuidad el próximo año y, por lo tanto, la gala de danza, que se llevará a cabo el próximo 20 de junio en el Auditorio Telmex, de la ciudad de Guadalajara, y la segunda edición del proyecto de apoyo a talentos, que tendrá lugar del 15 al 20 de julio en la capital jalisciense, serán las últimas que impulsa el bailarín internacional. Argumentó, brevemente, que no existían las condiciones para su continuidad.

En conversación con El Economista, Hernández ofreció detalles sobre esta decisión.

Manifestó que “los proyectos culturales generan un movimiento artístico extraordinario. Y creo que es algo que siempre hemos menospreciado en nuestro país. Pensamos que todos estos proyectos tienden a ser un fondo perdido, que no son un beneficio para la economía local”.

La anterior, argumentó, fue una de las razones que lo obligaron a tomar la decisión de no dar continuidad a ambos proyectos. “No podían seguir sucediendo sin que hubiera una serie de herramientas que nos permitieran ser competitivos como industria”. Ante lo cual, este diario le preguntó cuáles deberían ser esas condiciones y herramientas de las que ha hecho mención para dar continuidad a programas como éstos, en particular, Despertares Impulsa, del que decidió cerrar un corto ciclo de vida.

“Conozco a muchos jóvenes que en su primera convocatoria para bajar un recurso de algún estado o federal no llegan siquiera a la primera fase del proceso burocrático. Y conozco los procesos, entiendo que son lo más cercano a infernales de lo que pueden ser. Hay cosas que se necesitan agilizar para que esta industria verdaderamente se convierta en un impulsor de nuestro país“, respondió.

Añadió que Despertares Impulsa de este año será posible gracias al apoyo del gobierno de Jalisco, que aportó 5 millones de pesos, mientras que el financiamiento de Despertares 2019 es un riesgo económico que él asumió de manera íntegra. “En este momento lo puedo hacer, pero el próximo año ya no. Es un riesgo extraordinario en el que estoy poniendo en juego todos los años de mi vida. Invertir en un proyecto de esta magnitud no genera confianza”, lamentó.

No pasó el filtro del Profest

Hernández especificó que, para que Despertares Impulsa sea completamente gratuito se requiere de un presupuesto de 8 millones de pesos; de tal manera que, con el mencionado apoyo de 5 millones por parte del gobierno de Jalisco, restaban por conseguir 3 millones más que buscó a través del programa Profest.

Reveló que cuando realizó la solicitud de apoyo al Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), de inmediato fue canalizado como aspirante al apoyo económico de dicho mecanismo, mismo que recibió 399 postulaciones de todo tipo de proyectos artísticos, distintos entre sí, de los cuales solamente 89 fueron elegidos, dejando fuera al propio Despertares Impulsa.

“Estudiando las convocatorias de Profest me di cuenta que no aplicaba para un apoyo de este mecanismo. Entonces mandé un oficio de vuelta, con todos mis comentarios, apuntando muy claramente por qué no era compatible y por qué el proyecto no iba a cumplir con todos los requisitos”, explicó.

Dijo que tuvo un acercamiento informal con la actual directora del INBAL, Lucina Jiménez, cuando ésta recién tomó las riendas de la dependencia. “Le platiqué sobre mis proyectos y ella se mostró entusiasmada por el trabajo y, sobre todo, con los resultados (...) más adelante le mandé el oficio para comentarle sobre los temas que me había encontrado al postularme a la convocatoria; me agradeció, me dijo que los iba a considerar. Después mandé otro a la Secretaría de Cultura para pedir el apoyo. Pero no recibí respuesta sino hasta hace dos días, cuando estaba encima mi plan para venir a la Ciudad de México”.

En este contexto, argumentó que no fue sino hasta la presente semana que la secretaria de Cultura federal, Alejandra Frausto, le propuso una reunión, misma que se llevó a cabo este martes por la tarde, un par de horas antes de esta entrevista.

Antes de partir a dicha reunión, el bailarín invitó a cambiar la mentalidad, desde el gobierno federal, para crear los fundamentos a favor de que la Iniciativa Privada quiera invertir en proyectos como el que él mismo ha impulsado; dijo que es esencial sentar las bases para una “filantropía sustentable, con jóvenes con capacidades creativas que puedan beneficiar a las propias empresas”.

Isaac Hernández urgió a un debate para analizar la efectividad del  programa Profest.

[email protected]