Mientras Europa recupera una apariencia de normalidad, los países latinoamericanos se han convertido en "un nuevo epicentro" de la pandemia de Covid-19, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En toda América Latina han fallecido más de 39, 000 personas y se han registrado unos 715,500 contagios, según el recuento de la AFP de este domingo 24 de mayo.

México, segundo país de la región con el mayor número de muertos, registró hasta este sábado 23 de may 65,856 casos confirmados y 7,179 defunciones, lo cual lo convierte en el décimo país con mayor número de muertos, precedido por Estados Unidos, Brasil, Reino Unido, Italia, España, Francia , Bélgica,  Alemania e Irán.

España e Italia reabrirán al turismo

En Europa, los países avanzaban en su cauteloso desconfinamiento. El continente, que superó los dos millones de contagiados, sigue siendo el más enlutado, con más de 173,500 decesos.

El gobierno español anunció el regreso de la Liga de fútbol el 8 de junio y a partir de julio se permitirá la llegada turistas extranjeros. Italia también abrirá sus fronteras a los turistas extranjeros el 3 de junio.

La apertura de fronteras es crucial para España, el segundo destino turístico del mundo, donde el sector representa 12% del PIB.

Madrid y Barcelona podrán reabrir terrazas de bares, museos y hoteles desde el lunes.

"Lo más duro ha pasado (...) la gran ola de la pandemia ha sido superada", aseguró el jefe de gobierno español, el socialista Pedro Sánchez.

En Francia, otro país muy golpeado por Covid-19, las iglesias volvían a abrir sus puertas este domingo.

El epicentro latinoamericano

Brasil, con más de 347,000 casos y 22,000 muertos, es de lejos el país más castigado en la región, y ya desplazó a Rusia como segundo país con más contagios en el mundo detrás de Estados Unidos.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, protagonizó una nueva polémica al revelarse un video de su gabinete en el que apenas se menciona la pandemia.

Por su parte, Estados Unidos se prepara para anunciar la prohibición de viajes desde Brasil, dijo el domingo un asesor de Trump, como ya hizo con viajes desde China, Europa y Gran Bretaña.

En Argentina la aceleración de los contagios, que en Buenos Aires se quintuplicó en las últimas dos semanas, llevó al presidente Alberto Fernández a extender el aislamiento social obligatorio hasta el 7 de junio.

En Bolivia, donde el departamento amazónico del Beni, fronterizo con Brasil, fue declarado en "desastre sanitario", la justicia ordenó el domingo prisión preventiva para Marcelo Navajas, exministro de Salud, y otros funcionarios por su presunta culpabilidad en la compra sobrevalorada de ventiladores españoles para pacientes con coronavirus.

En Perú, segundo país de la región en contagios (115.754) y el tercero en fallecidos (3.300), el gobierno extendió hasta el 30 de junio el confinamiento, aunque autorizó la reanudación de algunos servicios, como las peluquerías, a domicilio.

Chile, que contabiliza 69,102 infectados, el número de contagios más cercano al de México, registra 718  muertos. En comunas pobres de Santiago donde los vecinos se quejaron por la escasa o nula ayuda del gobierno, hubo protestas.

Por su parte, Ecuador anunció que reanudará a partir del 1 de junio los vuelos comerciales locales e internacionales, suspendidos desde marzo.

La pandemia, que ya ha causado más de 342,000 muertos y más de 5.3 millones de contagios en todo el mundo, ensombreció este domingo la fiesta de Aíd al Fitr, que marca el final del Ramadán para los musulmanes.  

(Con información de la AFP)

kg