En la octava edición de Luxury Lab Global 2018, se presentó Assouline, casa editorial especializada en coffee table books de moda. El término se aplica a los libros de gran formato y tapa dura donde el diseño y edición son exclusivos y seleccionados con abundantes ilustraciones. Assouline tiene 15 tiendas alrededor del mundo, la de México está ubicada en Polanco.

Martine Assouline es originaria de África, creció en Perú y se mudó a Suiza y Francia para realizar sus estudios, tiene una licenciatura en derecho por la Universidad de Niza y recibió en el 2009 el doctorado honorífico por parte de la Academy of Art University en San Francisco.

En algún momento de su vida trabajó como modelo, labor que abandonó al cumplir un año. “(Fui) modelo porque llegué de Sudamérica y necesitaba dinero. En ese momento era lo más fácil. Para mí es peligroso, comenzaba a mirarme de más en el espejo pensando ¡Ya viene una arruga por aquí y por allá! Sí ganas dinero rápidamente, pero sin evolucionar”.

La casa editorial Assouline nace en 1994 y a la fecha ha publicado cerca de 1,500 títulos. La idea de Martine era crear una editorial capaz de hacer los libros que no se podían encontrar en tiendas. Después de dos años de trabajar desde su casa, abrió la Maison D’édition Internationale o International Publishing House y en Nueva York construyó Assouline.

En exclusiva para El Economista, la fundadora Martine Assouline comentó que “desde hace 25 años hago libros. Todo comenzó con querer hacer una colección sobre la moda, conocía muy bien a la gente y ésa era la esencia, estaba en Francia y en esa época no había muchos libros sobre moda, eran muy escasos y extremadamente clásicos”.

Hacer libros explicando cómo marchaba la vida en cuanto a tendencias es lo que le dio distinción a la casa editorial, además de poner énfasis en las fotografías que ilustran cada una de las páginas de estos robustos libros. “La idea principal es que se hiciera contemporáneo, pero serio, completamente visual y que pueda enseñar rápidamente cuál es la historia que se está contando”, explica.

Desde plasmar la moda de La Dolce Vita —años 50 en Italia— pasando por la vida de la legendaria prima donna al dejar la escena y el enamoramiento del cineasta Tom Volf por María Callas, así como el estilo de Francia en los años 30, Havana, la leyenda de los cigarros, la historia de Fendi, Chanel, Valentino, Oscar de la Renta, Dior, Louis Vuitton, hasta el libro que retrata el empoderamiento de Frida Kahlo.

Assouline se dice 100% admiradora de Kahlo. Comenta que supo dejar huella y eso se admira. Martine asegura que el carácter de Kahlo como símbolo de México es lo que conquista a la editorial. “La idea no era hacer otro libro sobre el talento de esta mujer excepcional, queríamos captar un nuevo ángulo que mezclara su vida y su trabajo así como mostrar que era una pionera porque en la época de los años 40 ser mujer y ser mexicana, comenzar a mostrar su talento y que se le reconociera en vida no cualquiera. Me pareció tan extraordinaria su fuerza de carácter, inteligencia y su sufrir que se tenía que hacer algo”. Continúa: “De 100 fotografías, elegimos tres, el arte ahora ya es muy protegido, entonces trabajamos con mucho cuidado toda esa situación”.

Hablar de la memoria es tan importante como las experiencias; contar historias concretas, pero bien hechas y alimentar el conocimiento a través de épocas es la premisa por la que la editorial de lujo se rige.

isamar.ramirez@eleconomista.mx