La cifra preliminar de las víctimas en la explosión de una pipa de gas en el hospital materno de Cuajimalpa es de siete muertos, cuatro bebés y tres adultos; el número de heridos es de por lo menos 54 personas, entre ellos 22 niños y 32 adultos.