Entrevista con Julien Cuisset, director de le laboratoire

Los distintos flancos del arte y la cultura, sobre todo aquellos dependientes de iniciativas privadas o de la sociedad civil sin el flujo de apoyos gubernamentales, han tomado acciones colectivas para su persistencia ante la merma laboral y económica, efecto de las implementaciones restrictivas para evitar el contagio de Covid-19. Las galerías de arte en el país no están exentas de esta merma. Todas han tenido que cancelar o postergar sus exhibiciones y cerrar las sedes.

Un grupo de nueve galerías privadas de Ciudad de México se ha agrupado para el lanzamiento de Plataforma 2020, una iniciativa comercial colaborativa que busca el sustento de sus gastos y del personal durante la crisis sanitaria. A través del portal gamamx.art, cada una ofrece una selección de obras disponibles para su venta con 20% de descuento y al tipo de cambio de 20 pesos por dólar. Las ganancias se colectivizarán de manera equitativa y el 10% se donará a iniciativas dedicadas a afrontar necesidades de salud.

“Este es un gremio bastante opaco y desarticulado, no nada más en México. Estamos viviendo un momento atípico, incierto y seguramente decisivo que implica cambios drásticos, mutaciones sociales en nuestra forma de ser y de relacionarnos con los demás. Desde hace varios meses ya sentíamos los efectos de la inestabilidad política y económica que tenían una repercusión directa sobre nuestra actividad. Se nos atravesó la Covid-19, fragilizó aún más nuestra actividad y, evidentemente, oscureció nuestro horizonte no tan cercano. Con esto quiero decir que es muy probable que de aquí hasta septiembre, por lo menos, nuestra actividad estará prácticamente parada en el sentido comercial, porque los artistas siguen creando”, sostiene el galerista Julien Cuisset, fundador y director de Le Laboratoire.

Expone que la contingencia higiénica tomó al país en un proceso de migración embrionaria y limitada al mercado digital, con repercusiones monetarias bastante escasas, esto, al menos para el mercado del arte. De ahí la necesidad de crear un frente común y horizontal entre las galerías Arróniz Arte Contemporáneo, de Arte Mexicano, Enrique Guerrero, Hilario Galguera, Karen Huber, Patricia Conde, Licenciado, Proyecto Paralelo y la ya mencionada.

“La mayoría de nosotros vendemos muy poco en línea. Mis ventas son presenciales en gran parte, porque es mi modelo de galería y mi segmentación de mercado; y porque pienso en la interacción con el curioso, el posible comprador o el coleccionista. Se tiene que dar la plática. Cualquier obra depende de un contexto particular: ya sea expositivo, conceptual e histórico o una imbricación. Para mí es muy importante compartir, verbalizar y acompañar las obras. Somos embajadores de nuestros artistas y es importante que haya un canal de comunicación. Vendemos arte y el arte es emoción”.

A partir de lo anterior, sostiene que la experiencia del consumo de arte presencial nunca se reemplazará y el hecho de emigrar a la red es una necesidad coyuntural que sí permanecerá, pero, defiende, será de manera complementaria: “Para bien o para mal, tenemos que ir explorando estos nuevos terrenos que de todas formas están interconectados. Basta con ver la industria editorial”.

Evoca lo dicho al diario español El País por el marchante de arte David Zwirner, dueño de seis galerías en Nueva York, Londres, París y Hong Kong, y uno de los pioneros en la venta de arte en línea, plataforma a la que llama su séptima galería: de ahora en adelante, el consumo de arte presencial convivirá con los programas extendidos en línea. Es decir, el impacto de la pandemia ha acelerado la irrupción de aquello que el marketing llama “multicanal” y, como réplica de este encontronazo pandémico, ambos coinciden, los precios del arte retrocederán entre tanto no haya una vacuna global.

Mientras tanto, en gamamx.art, cada 15 días los galeristas renovarán la oferta artística de sus representados, con precios rebajados en una quinta parte, con un precio al tipo de cambio entre tres y cuatro peses menor del vigente.

[email protected]