“El patriarcado late en las venas de los gobiernos y poderosos, de los medios de comunicación, de la policía. Atraviesa los distintos sectores socioeconómicos. Se infiltra en tribunales de justicia. Cruza subterráneamente –y, a veces, tan obviamente– al Estado. Se convierte en la expresión de la furia del narco y las maras centroamericanas que usan a las mujeres como escudo y como botín de venganza, nefasta tradición ancestral que perdura hasta nuestros días. Todo lo que toca el patriarcado lo convierte en rabia”.

Este miércoles la colectiva originaria de Valparaíso, Chile, Las Tesis, autora de la performance “Un violador en tu camino”, que ha sido apropiado y ha servido como herramienta de protesta entre los movimientos feministas a lo largo del continente, presentó para toda América Latina su manifiesto feminista “Quemar el miedo”, editado por Planeta y ya disponible en tiendas físicas y digitales.

Se trata, explican, de un documento que usa el pronombre “nosotras” puesto que el relato de una experiencia personal escrito así se transforma en una postura política feminista, un ejercicio de sororidad y, entonces, en una experiencia compartida.

El manifiesto se divide en siete capítulos: Nos roban todo, menos la rabia; Patriarcado y capital es alianza criminal; Mi cuerpo no será más el sostén capitalista; Juntas abortamos; Bajo el disfraz del amor; El potencial transformador del performance y, finalmente, El Estado opresor.

En todos ellos exponen las reiteradas ocasiones en las que han sido acosadas en las calles, en el transporte público, en el trabajo, en la familia; la manera en que las mujeres son abusadas desde pequeñas, cuando jóvenes y adultas, “borrachas y sobrias”; por su disidencia sexual; en el trabajo con la simple condescendencia, con la brecha salarial, desde los medios que revictimizamos; a partir de la apropiación del capitalismo de su propia crítica, que la desarma como herramienta de lucha y la convierte en un bien de marcado.

Remarcan la abnegación impuesta por una idea de maternidad obligatoria, el instinto materno como imposición social y cultural, mientras que está justificado el abandono del padre. Abordan el amor romántico, idealizado y posesivo, como una conducta reproducida por mujeres y hombres por herencia patriarcal; la reproducción del ideal de la conformación de una familia nuclear con la idea del “hasta siempre” como una condena autoimpuesta de infelicidad cargada de culpa por la moral cristiana.

“¿Por qué casi todas las mujeres que conoces han sido víctimas de abuso y los hombres no conocen a un solo abusador? Porque no lo ven. Porque en su privilegio nuestra sangre es invisible”, argumentan Las Tesis en su primer capítulo: Nos roban todo, menos la rabia.

En su libro también relatan la manera en la que fueron amenazadas por las redes sociales cuando crearon “Un violador en tu camino”, la negación de gran parte de las personas aludidas, con cuestionamientos directos como: “¿por qué me dicen violador si yo no lo soy”. Explican que, sin embargo, es una forma artística de expresar la inseguridad en la que viven las mujeres. “Pero a ellos les cuesta verlo, verse, deconstruirse”.

“Es mentira que nos protegen. Porque es mentira que nos quieren vivas. Lo vemos cuando rechazan la educación sexual integral. Los vemos cuando rechazan el cambio sociocultural y político que necesitamos para abolir las opresiones y violencias de género”, expresan.

Sin embargo, advierten, no están en contra de todos los hombres, pero sí de aquellas personas que sostienen, e incluso fomentan, las prácticas patriarcales.

“¿Qué viene después de la caída del patriarcado? No tenemos idea. Lo único claro es que ahora debe arder. No hay otra forma de hacerlo desaparecer”, expresan.

*** ***

Disponible en físico, digital y audiolibro en:

https://www.planetadelibros.com.mx/libro-quemar-el-miedo/313611

ricardo.quiroga@eleconomista.mx