El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta) se congratula del fallo unánime emitido este jueves 12 de mayo por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), con el cual declaró inconstitucional la inclusión de la Zona de Monumentos Arqueológicos Tulum-Tancah y el Parque Nacional Tulum, en el Programa de Desarrollo Urbano (PDU) del Centro de Población de Tulum 2006-2030, que hasta mayo de 2008 perteneció al Municipio de Solidaridad y posteriormente al de Tulum, Quintana Roo.

La declaración de procedente de la controversia constitucional 72/2008, promovida por el Ejecutivo Federal a través de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y el INAH, garantiza la salvaguardia del patrimonio, y reafirma que la atribución de protección de ambas áreas arqueológica y ambiental, es facultad del Poder Ejecutivo Federal, según los ordenamientos que se desprenden de la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, en el caso del patrimonio cultural.

Con la ratificación de la SCJN del recurso interpuesto por el Ejecutivo Federal, queda sin efecto legal alguno el acuerdo aprobado en sesión del cabildo municipal de Solidaridad el 5 de abril de 2008, para la inclusión de la Zona de Monumentos Arqueológicos y el Parque Nacional Tulum en el PDU, y con lo cual, el Municipio de Solidaridad primero y el de Tulum después, se extralimitaron en el ejercicio de sus atribuciones, que son competencia del Poder Ejecutivo Federal.

La Zona de Monumentos Arqueológicos Tulum-Tancah fue creada mediante decreto presidencial el 8 de diciembre de 1993, y abarca una superficie de 691 ha, 49 áreas y 57 centiáreas, emplazada sobre un acantilado junto al Mar Caribe, en el estado de Quintana Roo.

En este lugar, durante el periodo Posclásico Tardío (1300 -1550 d.C.), se desarrolló el asentamiento prehispánico maya más importante de esa región costera, en el cual se preservan de manera excepcional, numerosos monumentos arqueológicos, entre los que destacan un centro cívico-ceremonial, rodeado y protegido por una muralla, única en su género, así como el edificio conocido como El Castillo, el cual tiene una estructura piramidal con templo superior.

Ahí también destacan los llamados Templo del Dios Descendente y Edificio de las Pinturas, que conservan importantes testimonios de la pintura mural maya, plasmada en época prehispánica. A su vez, el conjunto arqueológico de Tancah, que forma parte de la misma poligonal, tiene una de las más largas secuencias de ocupación en la Costa Oriental.

Que para atender convenientemente a la preservación del legado arqueológico que contiene el área de Tulum-Tancah, sin alterar o lesionar su armonía, es necesario otorgar a la mencionada zona de protección que la legislación de los Estados Unidos Mexicanos confiere,... (Diario Oficial. Miércoles 8 de diciembre de 1993).