Múltiples factores como los conflictos armados, desastres naturales, la migración y, en estos últimos dos años, las enfermedades de alcance global como es la derivada de la pandemia de Covid-19, amenazan a las manifestaciones culturales intangibles. Es en vista de todo ello que panelistas de México y de otras naciones, se reunirán en el X Coloquio Internacional sobre Patrimonio Cultural Inmaterial (PCI).

Con el tema “Creando sinergias: La resiliencia del PCI ante escenarios de riesgo”, este foro virtual que organiza el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) a través de la Dirección de Patrimonio Mundial, se desarrollará los días 18 de noviembre y 19 de noviembre.

La subdirectora de Patrimonio Cultural Inmaterial, Edaly Quiroz Moreno, comenta que finalidad del coloquio es que se favorezca el intercambio de experiencias positivas en cuanto a la protección de dichas manifestaciones culturales, así como la creación de propuestas para incidir en escenarios donde se encuentren vulnerables

El encuentro, agrega, será inaugurado por el director general del INAH, Diego Prieto Hernández; la titular de la Dirección de Patrimonio Mundial del instituto, Luz de Lourdes Herbert Pesquera; y por autoridades del Centro Regional para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de América Latina de la UNESCO.

“La razón de ser del patrimonio cultural inmaterial son los propios seres humanos en colectivo, es así que discutiremos en un primer panel cuáles son los riesgos que pueden llegar a afrontar estas manifestaciones debido a su propia naturaleza”, expone Quiroz.

En dicho panel participarán Lucas dos Santos Roque, miembro de la Red Global de Facilitadores de la UNESCO para su Convención 2003; Rodrigo Aravena Alvarado, subdirector nacional de Patrimonio Cultural Inmaterial en el Servicio Nacional del Patrimonio Cultural de Chile; Benjamín Muratalla, subdirector de la Fonoteca del INAH; y Andrés Forero Rueda, asesor del Ministerio de Cultura de Colombia.

También el 18 de noviembre, habrá una mesa de análisis dedicada a exponer cómo respondieron las instituciones de cultura en Latinoamérica ante la Covid-19, contará con la participación de Soledad Mujica, directora de Patrimonio Inmaterial del Ministerio de Cultura del Perú; Emma Gómez, coordinadora general de Patrimonio Inmaterial del Ministerio de Cultura de Panamá; Víctor Segovia, adscrito a la Secretaría Nacional de Cultura de Paraguay; y de Marina Abúndez, de la Dirección General de Bellas Artes del Ministerio de Cultura y Deporte de España.

El viernes 19 de noviembre, el panel III del encuentro abordará casos de éxito relacionados con el posicionamiento del PCI ante escenarios de riesgo, sumando la participación de las antropólogas Yesenia Peña y Lilia Hernández, de la Coordinación Nacional de Antropología del INAH; George Amáis, coordinador de la oficina técnica de enlace con la UNESCO del Centro de la Diversidad Cultural de Venezuela; y de Bienvenido Maquedano, partícipe en la elaboración del expediente técnico que reconoció como Patrimonio Mundial a los procesos artesanales de elaboración de talavera en Puebla y Tlaxcala, y de la cerámica de Talavera de la Reina y El Puente del Arzobispo, España.

En el citado panel, se contará también con la voz de Humberto García, director general del Centro de las Artes Indígenas del pueblo totonaca, el único caso en nuestro país, refiere Edaly Quiroz, que cuenta con el reconocimiento de la UNESCO como Buena Práctica en salvaguardia de patrimonio cultural inmaterial.

Finalmente, el encuentro contará con una ronda de conclusiones que mediante un ejercicio de relatoría, recuperará las propuestas y alternativas de acción que deriven de las participaciones antes mencionadas.

“El Coloquio Internacional sobre Patrimonio Cultural Inmaterial se ha posicionado a lo largo de su existencia como un punto de encuentro que goza de credibilidad sustantiva a nivel regional; además de que habla del importante rol como interlocutor en toda Latinoamérica que tiene México a través de instituciones como el INAH”, señala Quiroz.

Finalmente, recuerda que desde 2008, año en que se inscribieron en la Lista de Patrimonio Cultural Inmaterial las fiestas indígenas dedicadas a los muertos, México ha sumado diez manifestaciones culturales y es, junto con Colombia, el país de América Latina y el Caribe que más elementos ha inscrito en el listado: Lugares de memoria y tradiciones vivas de los otomí-chichimecas de Tolimán (2009), La ceremonia ritual de los Voladores (2009), La cocina tradicional mexicana - El paradigma de Michoacán (2010), La pirekua, canto tradicional de los p’urhépechas (2010), La fiesta de los parachicos de Chiapa de Corzo (2010), El mariachi (2011), La charrería (2016), La romería de la Virgen de Zapopan (2018), La fabricación de Talavera en Puebla y Tlaxcala (2019).