De las 71 películas que el Fondo de Inversión y Estímulos al Cine Mexicano (Fidecine) ha apoyado en los últimos seis años, sólo 20 proyectos presentan un promedio general de retorno de 6.3% al fideicomiso creado hace 10 años.

Así lo revela el documento del Sistema de Solicitudes de Información del Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI).

La información comprende del 1 de enero del 2006 al 10 de febrero del 2012, donde el gobierno federal ha invertido 500 millones aproximadamente en el cine mexicano; pero la viabilidad financiera de los proyectos no ha funcionado como ellos esperaban.

Los números dicen que el Fidecine no funciona, pues se encuentra diseñado para apoyar cine con viabilidad financiera y comercial y no la están teniendo , dijo en entrevista el cineasta Javier Ortiz Tirado.

Aproximadamente, el Fidecine invirtió 150 millones de pesos en 20 películas (las que se muestran en el recuadro), las cuales sí obtuvieron un retorno de inversión.

Del documento destaca el caso de La misma Luna, que recaudó cerca de 101 millones de pesos en taquilla ante su tema migratorio y las actuaciones de Kate del Castillo y Eugenio Derbez.

La película fue apoyada por el Fidecine con 7 millones de pesos y según datos de Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine), el porcentaje de retorno de inversión fue de 155.40%, un éxito.

Fidecine logra un retorno de su inversión del porcentaje sobre las ganancias del productor, lo malo es que por desgracia es el último en recuperar su dinero , comentó el cineasta.

CINTAS CON POCO RETORNO DE INVERSIÓN

Pero hay casos como el de la película Salvando al soldado Pérez que recaudó cerca de 91 millones de pesos en taquilla y también recibió un apoyo de 10 millones de pesos. La diferencia es que el Fidecine sólo ha recuperado 2.12% de su inversión, cerca de 200,000 pesos.

Aunque el proyecto de los hermanos Rovzar (Lemon Films) funcionó en taquilla, la realidad es que la película es un producto elefante que costó mucho, cerca de 60 millones de pesos, y se invirtió demasiado en su publicidad, por lo que su capacidad de retorno de inversión es casi imposible para sus productores.

Igual es el caso de La última muerte, un fracaso de Lemon Films y para el Fidecine, pues invirtió 10 millones de pesos y a la fecha su porcentaje de retorno es de 0.07 por ciento.

En México, el productor es el que menos recupera de su inversión, el mayor beneficiado es el exhibidor, quien se queda con más de 50% del peso en taquilla o el distribuidor , agregó.

Pero hay casos extraños, uno de ellos es Arráncame la vida, película que alcanzó una taquilla cercana a los 70 millones de pesos en México; pero en el documento del IFAI se reporta que el Fidecine no ha recibido un sólo peso de su inversión de una película supuestamente taquillera. La respuesta es que fue un proyecto caro, el cual va a tardar mucho en recuperar su inversión.

¿Dónde está el dinero?, sé que sí ganaron dinero pero no reporta retorno de inversión… hay algo muy extraño en todo eso , comentó Ortiz Tirado, quien agregó:

Queda claro que el comité no funciona, pues las películas que apoya no funcionan en taquilla y se supone que es el objetivo , indicó.

Incluso, el cineasta aseguró: Voy a levantar una denuncia en Función Pública, pues hay ineptitud del comité, no cumple su función y es hora de hacer una auditoría al Fidecine .

El cineasta emprendió la investigación después de que el Fidecine rechazara su proyecto, una película bajo el título Vivir Amando, al considerar que los diálogos de la película no eran creíbles y su tema religioso no funcionaría en taquilla.

A 10 años de su creación, el Fidecine debe de replantear reglas y objetivos, es cierto que gracias a su apoyo la industria del cine mexicano se mueve, se atrae inversión y circula dinero entre el director, exhibidor, distribuidor y productores.

Pero los números duros son claros y no mienten; los objetivos de apoyar productos comerciales no se alcanzan y los fondos públicos se invierten en proyectos que sencillamente no funcionan en taquilla.

EL FUNCIONAMIENTO DE FIDECINE

El Fondo de Inversión y Estímulos al Cine es un fideicomiso de apoyo a la producción, posproducción, distribución y exhibición de largometrajes (de 75 minutos o más) de ficción y/o animación que otorga apoyos vía capital de riesgo y créditos. El Fidecine surgió a raíz de la Ley Federal de Cinematografía de 1998 y fue diseñado por la comunidad cinematográfica y aprobado por la Cámara de Diputados; se iniciaron labores en marzo del 2002.

En el comité de decisión hay representantes de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, el Instituto Mexicano de Cinematografía, la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas, Sindicato de Trabajadores de la Producción Cinematográfica de la República Mexicana, productores, exhibidores y distribuidores.

El mecanismo aporta hasta 40% del costo total de la película que en promedio tiene un presupuesto de 22 millones de pesos.

Fidecine opera como coproductor en los proyectos y su porcentaje de retorno se aplica a las ganancias del productor, que suele ser de 14% de lo que la película recauda en sus diferentes ventanas (cine, video, TV).

EN NÚMEROS

El apoyo ?de Fidecine

500 millones de pesos aproximadamente ha invertido el gobierno federal en el cine mexicano del 1 de enero del 2006 al 10 de ?febrero del 2012.

22 millones de ?pesos es el presupuesto (en promedio) de una película mexicana.

71 películas ha apoyado Fidecine en los ?últimos seis años.

20 proyectos son los únicos que presentan un porcentaje de ?retorno al Fidecine.

6.3% es el porcentaje de retorno (en promedio) de las películas mexicanas.

40% del costo total de la película es el apoyo máximo que otorga Fidecine.

[email protected]