San Diego.- Un cohete Falcon 9 no tripulado de la empresa SpaceX explotó tras fallar en su aterrizaje en una plataforma flotante en un área frente a San Diego, California, reportaron representantes de la empresa.

La compañía, con sede en California, ha buscado con esta operación y otras similares marcar un hito en la historia para hacer cohetes reutilizables como los aviones.

INFOGRAFÍA: Las startups más valorizadas

SpaceX trabaja desde hace dos años en tecnologías para recuperar la primera sección de sus cohetes y con ello reducir los costos de los lanzamientos.

Hasta al momento había logrado posar suavemente el Falcon en tres ocasiones, pero esta vez se complicó en lograr un aterrizaje preciso de la primera sección del cohete -del tamaño de un edificio- sobre una plataforma flotante.

La misión primordial de la cápsula Dragón es llevar más de 2.2 toneladas de suministros a la Estación Espacial Internacional (EEI).

Elon Musk ejecutivo de SpaceX confirmó que el cohete Falcon 9 descendió la víspera a la pista de aterrizaje al oeste de San Diego, pero cayó cuando una de sus cuatro patas no se atasco para caer seguido por una explosión.

NOTICIA: Falla cohete de SpaceX tras despegue

Explicó que en el intento de aterrizaje un "collar de bloqueo" en una de las cuatro patas no logró enganchar aparentemente causado por la acumulación de hielo debido a la condensación de la niebla", añadió.

SpaceX está tratando de desarrollar un económico cohete reutilizable que de haber tenido éxito habría marcado un segundo hito para la compañía, que ya tenía otros logros en Florida.

El Falcon 9 despegó de la base aérea de Vandenberg, al noroeste de Los Ángeles, para poner en órbita a Jason, un satélite climático de vigilancia por Estados Unidos y de propiedad europea.

NOTICIA: La carrera espacial entre SpaceX y Rusia

El SpaceX intentó aterrizar este domingo por tercera vez, luego que la empresa privada había intentado recuperar un cohete en una plataforma instalada exprofeso en el océano.

El mes pasado, un refuerzo Falcon 9 aterrizó en una pista de aterrizaje en la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral en Florida después de enviar a la órbita a 11 pequeños satélites de comunicaciones.

mac