La mañana de este martes, la Secretaría de Cultura federal y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) emitieron un comunicado para confirmar que con la finalidad de abrir un espacio de escucha de las inquietudes y propuestas que se han vertido desde la comunidad especializada en arqueología y de las disciplinas vinculadas, por orden del antropólogo Diego Prieto Hernández, director del instituto, quedan suspendidos los efectos normativos de los Lineamientos para la Investigación Arqueológica en México, mismos que sorprendieron a la comunidad con su publicación el 6 de mayo pasado y generaron el rechazo unánime de gran parte de los investigadores del país.

La orden para deshabilitar sus efectos se dio después de que la semana pasada voces destacadas del gremio arqueológico, como las de los investigadores Leonardo López Luján, Eduardo Matos Moctezuma, Bolfy Cottom Ulin, Rosa María Reyna López y Luis Alberto López Wario, entre muchas otras, se expresaron en conjunto contra las medidas que calificaron de “punitivas”, “burocráticas” y “con un marcado tono autoritario” y exigieron al titular del instituto que dejara las mismas sin efectos para convocar a un diálogo mucho más plural capaz de elaborar nuevos lineamientos emanados del diálogo.

Prometen revisar la conformación del Consejo

Minutos después de la emisión del comunicado, donde se reconoció que estos lineamientos pueden ser debatibles y perfectibles, funcionarios de la Secretaría de Cultura federal encabezados por su titular, Alejandra Frausto Guerrero, se reunieron con representantes de los medios de comunicación. Estuvo presente el director general del INAH, quien abundó en el tema por cuestionamiento de la prensa.

“Se restablecerá la vigencia de los lineamientos anteriores (de 2017) y vamos a iniciar un proceso de deliberación y de consulta para que todos los compañeros de la comunidad arqueológica y también los que hacen trabajo en el contexto de proyectos arqueológicos y que provienen de otras especialidades, como restauradores, antropólogos físicos, paleontólogos, biólogos, geólogos, puedan participar. Incluso vamos a consultar no solo a compañeros del INAH, sino también de otras instituciones que hacen trabajos arqueológicos de mucha importancia, como es el caso de la UNAM”, confirmó Prieto Hernández.

A pregunta de este medio, el funcionario declaró que el Consejo de Arqueología es representativo de investigadores de las distintas regiones del país y distintas líneas de investigación, pero “por supuesto que siempre habrá quien considere que se puede hacer un consejo más vivo y plural, y eso haremos”.

Y es que el documento con las Bases para la integración del Consejo de Arqueología también fue fuertemente criticado por la comunidad científica, misma que también exigió su reformulación. La arqueóloga Rosa María Reyna Robles, investigadora de la Dirección de Salvamento Arqueológico, por ejemplo, opinó que “la integración del consejo antes era paritaria en el nombramiento de sus miembros, es decir, se nombraba por parte de autoridades y por parte de los arqueólogos que laboramos en el instituto. Ahora se conforma por quienes ocupan puestos de confianza, es decir, por directores de diversas instancias del propio instituto, pero también por otros elegidos discrecionalmente, incluso investigadores que no son arqueólogos, todos los cuales obedecen más a normas burocráticas y administrativas que a facilitar la investigación arqueológica”.

No obstante, el director del INAH declaró este martes que no se pueden suspender las Bases para la integración del Consejo de Arqueología porque esas no se actualizaron y existen desde hace años; sin embargo, confirmó que dentro de la discusión que en teoría involucra al grueso de la comunidad, se incluirá la revisión para la conformación del Consejo. “Pierdan cuidado, es la gran oportunidad para revisar muchas consideraciones alrededor de la investigación arqueológica, incluyendo la participación plural de otras instituciones”, declaró.

Arqueología debe sujetarse a la rectoría del Estado

Durante la reunión gremial de la semana pasada, la arqueóloga Sara Ladrón de Guevara, rectora de la Universidad Veracruzana, subrayó que el de arqueología es uno de los pocos si no es que “el único gremio que tiene centralizada la decisión de nuestro quehacer en un solo colegiado que se reúne periódicamente en la Ciudad de México; es decir, está centralizada la decisión sobre si podemos o no hacer un proyecto” e hizo un llamado al INAH para construir propuestas que involucren a los integrantes de las instituciones educativas especializadas.

Este martes, Prieto Hernández reiteró que en “en nuestra legislación, la atención, conservación y protección legal del patrimonio arqueológico es competencia exclusiva del gobierno federal. El Estado mexicano tiene que hacerse cargo de los bienes arqueológicos que son propiedad de la nación (…) los particulares pueden intervenir en materia arqueológica y sólo si tienen la autorización del INAH. Hay universidades públicas y privadas, nacionales y extranjeras, centros de investigación de muchos países que hacen investigación arqueológica en nuestro país, y qué bueno que lo hagan, pero tienen que sujetarse a la rectoría del Estado mexicano”, subrayó.

Ellos conforman el actual Consejo de Arqueología:

  • Laura Ledesma Gallegos (presidenta) - doctora en Historia del arte por la UNAM
  • Pedro Francisco Sánchez Nava - doctor en Antropología por la ENAH
  • Salvador Pulido Méndez I doctor en Arqueología por la ENAH
  • Morrison Limón Boyce - doctor en Antropología por la UNAM
  • Manuel Eduardo Pérez Rivas - doctor en Estudios Mesoamericanos por la UNAM
  • José Luis Punzo Díaz - doctor en Arqueología por la ENAH
  • Sergio Rafael Vásquez Zárate - maestro en Arqueología por la ENAH
  • Carlos Viramontes Anzures - doctor en Antropología por la ENAH
  • Luis Raúl Pantoja Díaz - antropólogo
  • Silvia Mesa Dávila - arqueóloga por la ENAH
  • Antonio Porcayo Michelin - arqueólogo por la ENAH
  • Aurelio López Corral - arqueólogo
  • Lourdes Toscano Hernández  - arqueóloga
  • Juan Manuel Argüelles San Millán - antropólogo físico por la UNAM
  • Moisés Valadez Moreno - arqueólogo
  • Arturo Talavera González - antropólogo físico
  • María del Carmen Castro Barrera - restauradora

ricardo.quiroga@eleconomista.mx