Los libros y el cine fueron los rubros culturales consentidos por el sexenio de Felipe Calderón, así lo dio a conocer Consuelo Sáizar, presidenta del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) en su último informe de actividades.

El presupuesto para cultura creció de 6,121 millones en el 2006 a 15,662 millones de pesos en el 2012 y es un gran logró donde los libros y el cine recibieron un gran apoyo , dijo Sáizar.

Además, la administración de Sáizar se recordará por la millonaria inversión realizada en infraestructura, la cual rebasó los 1,000 millones de pesos en obras como la Ciudad de los Libros o el Centro Cultural Elena Garro y la remodelación de la Cineteca Nacional, por cierto, en suspenso y sin fecha de inauguración, aunque informó que hará todo lo posible por entregar las obras que comenzaron en su administración.

Voy a hacer todo lo posible... y respecto del Centro Cultural Elena Garro (al cual se oponen los vecinos en Coyoacán) y se encuentra en un litigo legal) lo tengo que terminar y es mi obligación como funcionaría pública... pero vaya que es difícil construir y remodelar , opinó Sáizar.

Además, durante la administración se diseñaron tres Cerebros Digitales (la palabra, el sonido y la imagen) y se hizo énfasis en la tecnología.

Es la preservación de la memoria para conectarla con el porvenir. Y el proyecto cultural del siglo XXI es convertir a México en plataforma del español, la vinculación con la sociedad y la digitalización , expuso.

Entre todas las cifras presentadas la mañana de ayer, Consuelo Sáizar presumió que en el 2006 el gasto corriente (operación) consumía 4,581 millones de los 6,121 millones asignados. Pero mediante la racionalización del gasto y el aumento presupuestal, entre otras medidas, esa relación se ha invertido .

En el 2006 de cada peso asignado, 75 centavos se gastaban en operación y 25 en inversión; actualmente 41% va a operación, mientras 59% se destina a inversión. Nunca había pasado esto y ayudo para mostrar a México como una potencia cultural , detalló.

PENDIENTES

Sobre lo que le faltó concretar en su gestión, Consuelo Sáizar aceptó que la falta de una ley de cultura y el marco jurídico al Conaculta. Aunque el marco jurídico del Conaculta es un pendiente, pero no paralizó nuestras actividades .

Hacían falta muchas voluntades políticas y no las encontramos... pero más allá de una figura legal que se le pueda dar; hace falta una autonomía financiera porque ahora es un camino complejo, cuando podría ser directo . Además, explicó: Pero así hemos venido trabajando y creo que los resultados son contundentes, pero sí hace falta algo es el marco financiero .

Sobre la transición que realiza el Conaculta con el gobierno de Enrique Peña Nieto, Sáizar explicó que esperar tener contacto con el responsable del sector educación esta semana.

Finalmente, Consuelo Sáizar comentó: En esta administración mostramos la potencia cultural que es México y las estadísticas son contundentes. Somos líderes en la digitalización, lanzamos el proyecto pionero con las bibliotecas personaos, se consolidaron las empresas paraestatales y la cultura contó con un apoyo que nunca había tenido y me voy profundamente satisfecha .

Más dinero, mejor aprovechado

  • 15,662 millones de pesos en presupuesto para la cultura en el 2012, en comparación con 6,121 millones en el 2006.
  • 59% del presupuesto se destina ahora ?a inversión; en el 2006 ?25 por ciento.
  • 1,464 millones de destinaron vía la Dirección General de Vinculación a las entidades federativas.
  • 1 millón de documentos y libros digitalizados.
  • 100 millones de pesos al programa Vivir con Música que permitió crear 30 bandas en 16 estados.
  • 3,993 millones se invirtieron en el cine a través de programas y estímulos como Fidecine, Foprocine y Eficine.
  • 418 películas se produjeron con apoyo del Estado.
  • 50 millones de espectadores y 4,223 millones de pesos recaudó el cine mexicano.
  • 385 millones fueron los estímulos entregados a los creadores vía diferentes apoyos.
  • 145 millones de pesos se destinaron para la compra de obra en los museos del INBA.

vgutierrez@eleconomista.com.mx