A pesar de estar en periodo de confinamiento por la pandemia del Covid-19, este 30 de abril los niños merecen festejar su día, por ello presentamos algunas actividades y recursos que ayudarán a hacer de este día algo especial desde casa y con el uso de las redes sociales.

Ciencia, magia, cuentacuentos, música, descubrimientos y elaboración de máscaras son parte de las actividades que Universum, Museo de las Ciencias de la UNAM, preparó. La cita es a partir de las 9 de la mañana, y durante diferentes horarios a lo largo del día.

A propósito del Año Internacional de la Sanidad Vegetal, los niños activarán sus sentidos a través de sonidos que se producen con frutas y verduras, la orquesta Bebé usará cocos, pepinos, calabazas y zanahorias para conseguirlo.

También podrán descubrir por qué algunas cosas flotan y otras se hunden, qué diferencia hay entre el agua dulce y el agua salada y cómo afecta esto a los animales que viven en el mar. Luego se convertirán en magos en compañía del profesor Bon Boyage, quien los divertirá con experimentos.

Posteriormente, el actor Mario Iván Martínez contará cuentos, y el escritor José Gordon llegará a sus casas para felicitarlos en su día.

Para cerrar habrá un taller padres e hijos, donde el objetivo es entender cómo se generan las emociones en el cerebro, pues en este momento es probable que experimenten diversos sentimientos, al final habrán realizado una máscara y si envían una imagen de ella al Instagram @UniversumMuseo, podrán llevarse una sorpresa, que se entregará cuando el museo vuelva a abrir sus puertas, ya que se calificaran las emociones mejor representadas.

Cuentos para el confinamiento

Otro recurso realizado explícitamente para los niños en esta época de confinamiento llega a través de la editorial Amonite. Sus autores decidieron crear Cuentos desde mi ventana, con ello se busca concientizar a los niños sobre la importancia de quedarse en casa durante la contingencia, además de que tengan un acercamiento a la ciencia y la cultura de una manera divertida.

Por ejemplo, en la historia Un viaje alrededor de mi habitación, se hace referencia al Vals de las flores y la Danza del hada de azúcar de Tchaikovsky, para acercar a los niños a la música clásica.

A través de Haydeé (nombre en honor a su creadora, Haydeé Santillán), una niña de seis años, también se exploran diversos sentimientos ante las ganas de salir y no poder hacerlo; qué es lo que ve, qué es lo que piensa, probablemente muchos niños se sentirán identificados y es una manera en que los padres pueden explicar un poco de lo que ahora sucede, pero estos audiolibros van más allá, pues también se pretende enviar un mensaje esperanzador de que todo esto pasará y que hay elementos en lo cotidiano y en nuestra realidad que vale la pena valorar.

El proyecto es de acceso gratuito, está conformado por 12 cuentos y cada dos días se tienen capítulos nuevos que son compartidos desde la página de Amonite, sus redes sociales, organismos públicos y privados, así como radios comunitarias.

[email protected]